Ni corto ni largo

Ni corto ni largo

Ni corto ni largo

Ni minifaldas de vértigo, ni larguras infinitas. El otoño, más comedido nos trae en esta ocasión medidas menos concretas y mucho más intermedias. Así, se lleva todo aquello que es "ni corto, ni largo", en materiales sintéticos y con la paleta cromática en degradé como máxima protagonista.Muchos diseñadores, como es el caso de Prada, o de Lydia Delgado, proponen faldas combinadas con calcetines que sólo dejan al descubierto la rodilla. Gucci o Ralph Lauren optan por medias tupidas mientras que Chanel apuesta por la bota alta, dotando de glamour y elegancia a la ropa de día.Miuccia Prada se apunta también a esta tendencia, e invita a lo intermedio, huyendo de la obviedad y buscando el estilo en formas innovadoras. En este sentido, las faldas y vestidos a la altura de la rodilla serán lo más chic del otoño.