Una joya para cada mano

Una joya para cada mano

Una joya para cada mano

No todas las manos lucirán del mismo modo todos los anillos. Y es elegir el complemento adecuado, junto con unas manos bien cuidadas formarán un binomio perfecto.Así por ejemplo, las manos grandes permiten llevar anillos grandes con piedras vistosas y brillantes, mientras que las de tamaño más pequeño combinan mejor con sortijas delicadas. No obstante, si tus manos son pequeñas y te gustan las piedras prominentes, puedes optar por anillos estrechos en forma de banda.Los dedos muy largos dejan en un segundo plano a los anillos muy delicados, pero resultarán perfectos con piezas de diseño llamativas.Las manos maduras deberían evitar las joyas demasiado estrechas. Lo mejor para estos casos son anillos más anchos y planos porque, con la edad, la piel tiende a concentrarse en las articulaciones de los dedos.En cuanto a la anchura, es importante destacar que un anillo apretado hará que los dedos no se vean bonitos. A largo plazo, también puede dejar marcas en la piel, que tardarán en desaparecer.Si tiene unas manos grandes con articulaciones huesudas, un reloj que tenga una correa de metal suelta es la manera perfecta para que parezcan más delgadas. En cuanto a los brazaletes y las pulseras, es mejor que queden sueltos alrededor de la muñeca, porque las joyas en movimiento hacen que las manos parezcan más finas y delicadas.