Supermodelo pierde una pierna por tampón que le provocó un shock tóxico

Lauren Wasser es una supermodelo de 29 años que luego de sufrir un raro Síndrome de Shock Tóxico (TSS, por sus siglas en inglés) producto del uso de un tampón contaminado, los médicos no tuvieran más remedio que amputarle una pierna en 2012

Nacida en California, Estados Unidos, Wasser ahora enfrenta una nueva pesadilla: podría perder su otra pierna, según le aseguraron los especialistas.

Un ejemplo de lucha y entereza que conmovió al mundo de la moda

La vida de la modelo pendió de un hilo luego de que sufriera un ataque cardíaco masivo hace cinco años y desarrollara una gangrena en sus piernas.

A pesar de la amputación logró continuar su carrera como supermodelo con su particular prótesis de titanio.

En una emotiva carta pública que escribió para la revista In Style, Wasser compartió que además de perder su pierna derecha, también le fueron amputados los dedos de su pie izquierdo. “Un tampón fue la causa de ello”, dijo.

 

La historia de la supermodelo Lauren Wassen

“Era el 3 de octubre de 2012. Yo tenía 24 años, modelaba y vivía en Los Ángeles. Ese día todo cambió súbitamente cuando una complicación casi se lleva mi vida. Estaba en mi período. Esa mañana, me quedé sin tampones y me dirigí a la tienda de comestibles, que estaba ubicada justo debajo de mi complejo. Me desperté sintiéndome un poco mal, pero lo atribuí a que era el comienzo de la temporada de gripe, así que no pensé mucho en ello. Una de mis mejores amigas estaba teniendo su fiesta de cumpleaños esa noche, así que la contacté para decirle que no me sentía bien y que no podía ir a la fiesta”, comenzó su narración la modelo.

Durante esa mañana y esa tarde, antes de finalmente decidir ir a la fiesta de su amiga, cambió varias veces su tampón. Pero al llegar al restaurante donde era la reunión, la situación se hizo insostenible y la fiebre era altísima.

Fue entonces que decidió regresar a su casa y acostarse para descansar y dejar que la temperatura bajara. No atendió el teléfono en todo el día. Al siguiente día, su madre, de quien dijo ser muy cercana, se preocupó, ya que no respondía sus mensajes.

La mujer estaba fuera del país y había quedado muy preocupada por el estado de su hija, así que envió a un policía, quien logró ingresar a la vivienda y se dio cuenta del estado en que estaba la joven. Le dijo que contactara a sus familiares y se fue. Sin embargo, regresó luego de que la madre de Lauren volviera a pedírselo.

Al llegar nuevamente al apartamento, el oficial la encontró tendida boca abajo. Se había defecado y vomitado sin poder reaccionar. Estaba inconsciente. Los paramédicos llegaron de inmediato y la trasladaron de urgencia al hospital más cercano, en Los Ángeles.

“Los médicos y enfermeras estaban confundidos porque yo era muy joven, saludable y de 24 años”, recordó la supermodelo. Finalmente determinaron que se trataba de una infección. “Sabía (el médico) que había llegado a la sala de emergencia con un tampón. Así que lo mandó a analizar al laboratorio. Tres días después los resultados dieron que había TSS-1 (Síndrome de shock tóxico). Fui inducida al coma, y todos mis órganos fueron apagándose, mi presión sanguínea estaba inestable, sufrí un ataque cardíaco, mi fiebre estaba fuera de control”, relató.

Una semana y media después despertó del coma. No recordaba nada. Ni sabía qué hacía allí. Le habían salvado la mayoría de sus órganos y la vida. Pero sentía algo raro en sus piernas. En sus pies. Su extremidad derecha le quemaba. Estaba peor que la otra. Entonces le dijeron que intentarían salvárselas enviándola al hospital de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), a una cámara hiperbárica. Pero la gangrena que presentaba avanzaba de forma rápida. “Los cirujanos recomendaron amputar ambas piernas al mismo tiempo, pero decidí luchar y salvar mi izquierda”. Como era de esperar, entraría en una gran depresión, contra la que se enfrentó durante un largo período.

¿Qué es el Síndrome de Shock Tóxico?

“El TSS es una complicación potencialmente mortal de ciertos tipos de infecciones bacteriales. La vagina es la parte más absorbente del cuerpo de una mujer, y tú colocas un tampón en ese lugar que puede llevar químicos, toxinas”, advirtió Lauren el peligro.

Inmersa en una profunda depresión, fue su novia, la fotógrafa Jennifer Rovero, quien logró rescatarla. Fue una especie de “terapia fotográfica”, describió. “Crecí para ver la belleza y la fuerza en mí y en mi viaje a través de la lente de su cámara”.

 

La lucha de Lauren continúa

Aunque no frenó con sus terapias. El dolor en su pierna izquierda es incesante. Y así lo relató: “Con los años, mi cuerpo ha producido una gran cantidad de calcio, lo que hace que mis huesos crezcan en ese pie. Básicamente, mi cerebro está pidiendo a mis pies que crezcan de nuevo y llegó al punto en que necesito cirugía para rasurar el hueso porque se vuelve demasiado insoportable para caminar. No puedo mojarme el pie debido a la úlcera abierta”.

Asimismo la supermodelo predice su futuro con certeza: “Dentro de unos meses, inevitablemente, me amputarán la otra pierna. No hay nada que pueda hacer al respecto. Pero lo que sí puedo hacer es asegurarme de que no le pase a otras”.

Fuente: Infobae