Las 10 cosas que no debes hacer si te invitan a una boda

Desde ahora mantén estos puntos en mente, lo que no debes hacer si te invitan a una boda

Hay muchas emociones, las familias se reúnen, y todos deben cumplir con un horario muy apretado, las bodas, a veces, se salen de control. Así que desde ahora mantén estos puntos en mente, lo que no debes hacer si te invitan a una boda.

  1. No abuses del tiempo. La novia cuenta contigo. Si ayudas o asistes, apégate al tiempo para que la novia solo tenga que preocuparse por su horario.
  2. No uses atuendos blancos. No importa si es el que mejor se te ve, es una ofensa para la novia y, a menos que ella haya pedido que todos vayan de ese color, no se debe usar nunca.
  3. No saques tu discurso de la manga. Un discurso de cinco minutos es largo. Da tres ideas generales. No divagues. Prepáralo.
  4. Cualquier cosa muy ajustada, corta y atrevida. Puedes elegir alguna de las tres: corto (pero que no se te vea todo), ajustado (pero que no parezca que te cortaron el aire) y atrevida (pero no vulgar).
  5. No dejes mala propina. Debes darle propina a los meseros y al bartender aunque sea barra libre porque te preparan tu bebida de inmediato.
  6. Jeans. No te atrevas a usarlos ¡ni de broma! No importa lo cómoda que te sientas con ellos.
  7. No te emborraches. Hazte un favor, además, básicamente no seas una molestia para los novios.
  8. Código de vestimenta. Si no lo entiendes a la perfección, pregunta. Algunos creen, por ejemplo, que formal significa exclusivamente vestido largo y esmoquin, pero en realidad depende del lugar en el que sea la boda y si es de día o de noche.
  9. No te quejes de la comida. La regla de oro es, pregúntate a ti mismo si esto molestará a los novios. Si la respuesta es sí, no deberías hacerlo.
  10. No te robes los centros de mesa. Algunas veces los floreros son rentados. No les preguntes a los novios, pero puedes preguntarle a un mesero o a un planeador de boda.