El banquete; una meditada elección

El banquete; una meditada elección

El banquete; una meditada elección

Organizar una boda supone organizar un gran evento, que como tal debe planificarse con cierta antelación. Una de las decisiones que más tiempo conlleva es la elección del restaurante en el que tendrá lugar el banquete. Es recomendable visitar varios lugares, conocer varios menús y diferentes precios.Antes de nada hay que tener determinado el número aproximado de invitados que acudirán al enlace. Además, al tratarse de un evento de estas características, las fechas deben ser reservadas con bastante tiempo de anticipación. Hoy en día, las parejas suelen hacerlo con un año de anticipación, e incluso más si es un lugar especial.Otros aspectos interesantes a tener en cuenta son los siguientes, el tipo de ambiente que se quiere conseguir, ya que quizá se busca un ambiente rural, o por el contrario, un lugar moderno en medio de la urbe. Si está alejado de la ciudad hay que tener en cuenta cómo se trasladarán los invitados y los espacios de aparcamiento. Son importantes también las zonas exteriores para el juego de los niños, la ubicación en lugares cercanos al mar, la amplitud de los salones interiores, la vajilla y la mantelería.El menúUno de los puntos clave en la elección del restaurante suele ser el menú que ofrece. Las parejas suelen optar por uno de los menús "preparados" por los propios restaurantes, en los que se apuesta por la cocina clásica a base de mariscos, jamón ibérico, espárragos, pescado al horno y lechazo/cordero. La repostería en los restaurantes suele ser obra de la casa, con lo que la variedad y calidad de las tartas está asegurada, aunque también se puede encargar fuera del menú a una casa de repostería.En cuanto al precio del banquete, según un estudio de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes, FUCI, el precio medio oscila entre los 60 y los 130 euros por comensal, dependiendo del menú y del restaurante elegidos. En ciudades como Madrid o Barcelona, el gasto mínimo del banquete supera los 90 euros, mientras que en Alicante, Toledo o Valladolid ronda los 60 euros.