La ceremonia y sus joyas

La ceremonia y sus joyas

La ceremonia y sus joyas

Meses antes de que se celebre la boda, tiene lugar la pedida de mano. En este acontecimiento, que reúne a los familiares más cercanos de los novios y que tiene como finalidad formalizar la relación, la novia suele recibir del novio un anillo de compromiso como prueba de una promesa eterna. El novio recibe tradicionalmente un reloj de oro, aunque, también está de moda en los últimos tiempos obsequiar con unos gemelos, un alfiler de corbata o una cadena de oro.El anillo de pedida pueden estar engarzado con alguna piedra preciosa. Las piedras preciosas tienen significados ocultos, y puede ser interesante conocerlos. Así, el zafiro es sinónimo de castidad y de esperanza, La turquesa de amor y riqueza, el ópalo de mala suerte, el topacio de fidelidad, la perla de hermosura, la esmeralda de suerte en el amor, el diamante de pureza y fidelidad? Es divertido indagar en el sentido de las piedras preciosas antes de elegirlas y sorprender a la pareja dando a conocer el significado de la que se ha escogido para ese anillo tan especial.Y es que las joyas son muy importantes en un matrimonio. El día del enlace son las grandes protagonistas. Simbolizan el amor eterno, ya que con ellas queda sellado el compromiso adquirido por los dos.Hoy en día, existen alianzas de boda para todos los gustos; finas o gruesas, de oro blanco, oro o incluso platino. Además también se puede optar por la incrustación de piedras preciosas de lo más variado en ellas. En cuanto a sus estilos se puede ir desde el más clásico al más vanguardista. La pareja dedica mucho tiempo a tomar esta decisión puesto que este anillo simbolizará su amor durante muchos años.Las joyas que luce la novia en la ceremonia son también de vital trascendencia. Las diademas cada vez vuelven con más fuerza, bien de fantasía o de piedras auténticas. También las gargantillas suelen acompañar a los cuellos desnudos de la novia, con pendientes elegidos cuidadosamente que no desentonarán nunca con el traje escogido para ese día.ARRASLa tradición de las arras también se mantiene actualmente. Son trece monedas que el novio pone en manos de la novia durante la celebración del matrimonio y que suelen ser portadas hasta el altar por algún niño o niña relacionado familiarmente con la pareja. Tiene un sentido arcaico y se trataba del regalo que el novio hacia a la novia como reconocimiento y agradecimiento por su virginidad. Más allá de este significado su emotividad durante la celebración del matrimonio hace que muchas parejas opten porque estas monedas/joyas les acompañen al altar. En muchos casos las arras son un recuerdo familiar.