Manos perfectas en tu boda

Manos perfectas en tu boda

Manos perfectas en tu boda

En todas las bodas uno de los momentos más esperados es la puesta del anillo. Si lo haces con unas manos descuidadas y unas uñas en mal estado el momento mágico puede pasar a ser el más vergonzoso. Para que eso no ocurra no debes olvidarte de algo fundamental antes del día de la boda, la manicura, ya que tus manos serán uno de los centros de atención.Lo más recomendable es que hagas la manicura el día antes de la boda, para evitar que las uñas se puedan estropear para ese día. No conviene elegir un color llamativo. Los colores claros, tonos porcelana y sobre todo la elegante manicura francesa son las opciones más acertadas.La manicura francesa consiste en aplicar un brillo y endurecedor de uñas, luego, aplicar el color que será de tono natural, como el pastel o rosado. Para acabar, el borde de la uña de color blanco y la base de un tono rosita claro o porcelana. Si quieres ser un poco más arriesgada puedes atreverte a ponerte algún tipo de adorno o incluso algún pequeño brillante en alguna uña.El color del vestido influirá también en el tono de las uñas. Por ejemplo si el vestido es un tono blanco y brillante, el tono debe las uñas también debe de serlo. Si por ejemplo el vestido tiene un tono beige o champagne las uñas deben de ser algo menos brillantes con tonos rositas por ejemplo.La forma de las uñas también es importante, unas uñas cuadradas y grandes no pegan para una boda por muy cuidadas y mucha manicura francesa que te hagas, lo mejor son las uñas redondeadas y no excesivamente largas, te darán un toque más elegante.