Cómo preparar Clericot: receta original

¿A quién no le gusta el Clericot? Esta versátil bebida es una de las más sofisticadas y refrescantes, por su contraste de sabor entre tonos fuertes con suaves y dulces.

Además esta sencilla receta de frutas remojadas en Vino blanco o Tinto se caracteriza por ser el maridaje perfecto para una buena pasta o una ensalada.

Lee: ¿Disfrutas del vino? Este parque temático te va a encantar

Aquí los pasos para hacer Clericot en su receta original
Ingredientes para 2 litros

Jugo de limón amarillo (1/2 Taza)

Jugo de Naranja (1/2 Taza)

Jarabe de Granada (60 ml)

Agua Mineral (1/2 litro)

Una botella de Vino tinto (de su elección)

Fruta de la temporada (al gusto)

Preparación

1. Pica la fruta dulce elegida en pequeños cuadros finos. Esta puede ser manzana, melón, pera, durazno (indispensables), fresa, kiwi, uvas, mandarina, zarzamora, piña (opcionales).

2. Una vez preparada esta ensalada de frutas provisional colocála en una jarra, para después vertirle encima el jugo de limón, el jugo de naranja y el jarabe de granda y, al igual que la carne, la fruta debe dejarse marinar al menos unos quince minutos.

3. Una vez que se ha dejado que el jugo de la fruta se mezcle con el limón y la naranja, se deberá agregar hielo para posteriormente verter el agua mineral para realizar la mezcla y así finalmente terminar vertiendo botella de vino que se haya elegido para la bebida.

4. El jugo de la fruta combinado con el vino deberá reposar al menos unos 10 minutos, entre más reposado esté mayor concentración tendrá la bebida.

Aunque hoy en día existen diversas formas de prepararlo, la receta clásica y original del Clericot siempre contemplará los ingredientes mencionados anteriormente.

Resveratrol, la potente sustancia en el chocolate y vino tinto que combate el envejecimiento celular