¿Cómo hacer la maleta de verano perfecta?

Sea cual sea tu destino. la maleta se convierte muchas veces en un verdadero dolor de cabeza

Unos días de relax pueden convertirse en tu peor dolor de cabeza si no armas la maleta de verano perfecta. No importa tu destino, hay algunos básicos que debes considerar.

  1. Antes de hacer la maleta, es fundamental consultar el estado del tiempo. Si se va a viajar a algún país donde las estaciones sean diferentes y la temperatura varíe en un mismo día, es conveniente consultar en páginas y foros de Internet para conocer las opiniones y consejos de otros viajeros.
  2. Menos es más. Evita pagar sobrepeso. Ser prácticas y pensar en nuestra comodidad siempre es un punto a favor.
  3. El pre. Antes de empezar a meter las cosas en la maleta, disponer de todas las cosas bien dobladas.
  4. Una lista. Arma una lista con los imprescindibles, es útil para asegurarse que no se olvida nada. Evita los “por si acaso” en la medida de lo posible.
  5. El orden de los factores sí altera el producto. Coloca primero las prendas que más pesen. Las prendas de algodón pueden ir enrolladas para que ocupen menos espacio.
  6. Dispositivos electrónicos en el equipaje de mano. Pueden sufrir daños y ninguna línea de autobuses o avión se hace responsable por el daño o pérdida total de éstos.
  7. Líquidos y cremas directo a la maleta. Los frascos que contienen más de 100 ml no pueden ir en el equipaje de mano.
  8. Enrollar, la magia. Hay que enrollar de forma apretada y con cuidado. Además recuerda que la maleta no debe llenarse completamente, el shopping debe volver en algún lugar.
  9. Dos maletas, aquí sí “por si acaso”. Cuando viajamos en avión corremos el riesgo de que una maleta se pierda temporalmente. Por esta razón, se recomienda que si vas con otra persona (de confianza), distribuyan sus pertenencias entre las dos maletas.
  10. Disfruta. Si algo se te olvidó, improvisa, no te preocupes, ocúpate.