Lo que ellos odian que hagamos en Facebook

La saturación de selfies e indirectas (muy directas) a los hombres son solo algunas de las cosas que ellos odian que hagamos en redes sociales

El exceso de emoticones, saturación de selfies e indirectas a los hombres son solo algunas de las cosas que ellos odian que hagamos en Facebook.

Facebook no es un diario íntimo, así que solo publica los detalles importantes. Este es el manual de ¿Cómo perder a un hombre en 10 posts?

  1. Exceso de emoticones. Les parece ridículo el uso de tantos emojis para representar estados emocionales. Menos es más.
  2. Demasiada información. Exhibir cada detalle del día a día: comí esto, caminé por este lugar, estuve con estos amigos…fotos de platos de comida y de los pies en el parque, es too much.
  3. Demasiados check-in. A los hombres no les gusta que te expongas de esa manera, y muchas veces les das la falsa idea de que te sientes el centro del universo.
  4. Exceso de filtros. Él sabrá, cuando te vea en la vida real, que tus ojos son de otro color, que no tienes unas boobs enormes y un bronceado perfecto. Sé tú.
  5. Estados sobre tu relación sentimental. Peor aún cuando se trata de reclamos e indirectas. A los hombres les parece preocupante que una mujer explique por Facebook todo lo que siente por su nuevo novio.
  6. Ni hablar de tu estado civil. De Soltera a Divorciada, Es complicado y Viuda en la misma semana. Tanta información sobre los cambios de las relaciones de pareja es agotadora.
  7. Frases inspiradoras como pie de foto. Sobre todo si son comentarios que nada tienen que ver con lo que está fotografiado.
  8. Estados de deprimentes. La peor forma de llamar la atención. Lo haces porque quieres que él deje lo que está haciendo y te preste atención. Logras todo lo contrario.
  9. Demasiadas fotos (y por supuesto, demasiadas selfies). Probablemente, lo mejor que puedes hacer es no subir indiscriminadamente todas las fotos que tomas, sino solo las mejores cuatro o cinco de cada evento.
  10. Un like a “otro”. Recuerda que esto aparece en el muro de tu pretendiente, y probablemente en lugar de que se ponga celoso, pensará que estás desesperada.