10 consejos antes de hacer una cirugía de nariz

Cirugía de nariz

Resuelve todas tus dudas antes de hacerte la cirugía.

La cirugía de nariz es una decisión que debes pensar antes de hacerla ya que esta cirugía no es cualquier cosa, la recuperación puede ser algo dolorosa.

Antes de tomar cualquier decisión hay algunas claves importantes que debes conocer para estar lista al entrar al quirófano.

1. El doctor Rolando Pisanú, médico especialista en Cirugía Plástica y Reparadora, explica: “Cuando el paciente pide la cirugía es porque hay algo que le está molestando. Pero no siempre quiere decir que tenga que operarse y que el resultado que desea sea posible. Por eso, lo emocional debe ser objeto de una indagación muy profunda por parte del cirujano, antes de decidirse por hacer la intervención”.

2. El director del Centro Médico Pisanú, subraya que cambiar la nariz cambia la cara. “El golpe psicológico que recibe el paciente al ver su nuevo rostro en el espejo es instantáneo. Si se ve bien, todo positivo. Pero si no le gusta, es muy probable que entre en un cuadro depresivo de manera automática.”

3. Es muy importante la elección del cirujano y no te vayas con el primero, busca diferentes puntos de vista.

4. La nariz no tiene elasticidad y requiere de un trabajo de extrema delicadeza. Lograr resultados de excelencia requiere de un criterio estético desarrollado.

5. Si la operación trae resultados traumáticos puede producirse fibrosis (un exceso de tejido conectivo fibroso como consecuencia de un proceso reparativo).

6. “Las pieles muy seborreicas y gruesas se inflaman el doble y se adaptan menos al nuevo esqueleto que el cirujano modela. En cambio, la piel fina se adapta mejor”, aclara Pisanú.

7. Es recomendable que antes de la operación hagas ejercicios de respiración con la nariz tapada. Dos semanas antes y dos semanas después de la operación evita las aspirinas, las cuales causan un efecto anticoagulante. Evitar el cigarrillo e inhalar otro tipo de sustancias.

8. El primer día luego de la cirugía es normal que se presenten algunas migrañas y dolores nasales, pero con el tiempo irán disminuyendo. También la cara estará inflamada y la nariz tapada, por lo que es necesario evitar sonarla. Otros síntomas normales son los moretones alrededor de los ojos y la nariz, que se van quitando a medida que pasan los días.

9. Los tapones suelen retirarse entre las 48 y 72 horas, luego de la cirugía, mientras que el tabique se quita a la semana.

10. Luego de 6 meses de la operación se puede considerar que la nariz es la definitiva; de todas formas, la recuperación es diferente en cada persona.