¿Por qué reaccionamos con pánico ante una alerta sísmica?

Cualquier persona que haya sufrido un sismo, sabe que el miedo siempre está latente, y mucho más si segundos antes se escucha por las calles, y dentro de los edificios, una estruendosa alerta que parece anuncio de apocalipsis.

Lo primero es aprender a diferenciar entre una alerta y una alarma. La alerta suena 60 segundos antes de que suceda el movimiento telúrico, y la alarma cuando ya está ocurriendo. Puede suceder que un sismo provenga de zonas donde no hay alertas.

Pero, ¿por qué la alerta sísmica nos provoca pánico? Independientemente de que el miedo nos inunde porque sepamos que se aproxima un temblor, existen razones específicas que lo provocan.

  1. El tiempo

Saber que contamos con 60 segundos para desalojar el lugar en donde estemos, y buscar un punto a salvo es sumamente estresante. Mucho más si nos encontramos en un edificio alto. Los expertos recomiendan que, por ejemplo, en una construcción de 4 pisos a la hora de un sismo, los primeros dos deben desalojar hacia la calle, y los últimos dos deben subir al techo para evitar aglomeraciones.

  1. Podría ser un terremoto

Tal vez no lo sabías, pero cuando se activa la alerta sísmica, significa que el movimiento telúrico es mayor a los 5 grados, y eso es suficiente para provocar daños considerables y derrumbes.

  1. No tener un lugar para protegernos

Al saber que contamos con segundos para protegernos del sismo, es inevitable entrar en desesperación al no saber si tenemos tiempo de salir a la calle, o si mejor buscamos un lugar seguro dentro del inmueble donde nos encontremos. Para estas situaciones siempre es útil conocer el método llamado “Triángulo de vida”.

  1. Temer quedarnos atrapados en las escaleras

Las escaleras son el punto más vulnerable en una construcción durante un temblor, y al saturarse por el peso de tanta gente, el riesgo de colapsar aumenta.

  1. No saber qué llevar con nosotros

Cuando una alerta sísmica suena, generalmente al entrar en pánico no sabemos qué es lo que debemos llevar con nosotros. Es por eso que es importante estar preparados con una mochila que contenga elementos vitales. Si no sabes cómo prepararla aquí te decimos.

Recuerda que…

Es mejor que suene la alerta sísmica y que no tiemble, a que tiemble y no sepas cómo reaccionar.