Andrés Sardá, oda a la feminidad

Andrés Sardá, oda a la feminidad

Andrés Sardá, oda a la feminidad

El rey de la lencería se dejó ver, con su maestría habitual, ayer en Cibeles. El catalán Andrés Sardá mostró una colección de luminosos vestidos en terciopelo con la espalda enteramente de encaje, otros de lentejuelas doradas que se ajustan al cuerpo, esconden corpiños de raso rojo que imitan los viejos corsés. Hay monos que color carne que se pegan a la piel y llevan estampados dibujos de cristal negro de Swarovsky, vestidos más rompedores con cadenas que dejan ver lencería de encaje; otros en muselina, vaporosos y amplios. Un recital de buen gusto y sensualidad.Por su parte, ana González, creadora de Locking Shocking, llegó a Cibeles como Ana Locking. Demostró que domina las formas y volúmenes, con vestidos cruzados por un volante que confieren a la prenda un aire de escultura.Kina Fernández dejó ver en su colección de noche colores sólidos como el rojo, verde, caqui o morados, rematados con piedras naturales. Kina se siente minimalista en los trazos, con líneas rectas y largos pegados a la cadera, mientras que los chaquetones son más amplios.Fianalmente, el alicantino Antonio Alvarado utilizó la simbología de la Semana Santa para una colección sencilla, con ceñidos vestidos en gris, gabardinas moradas y chaquetones de paño en negro.

También podría gustarte