Cómo saber que tienes un mal jefe

Cómo saber que tienes un mal jefe

Un buen jefe sabe ser un buen líder.

¿Te has dado cuenta de que tu rendimiento laboral va cada vez más para abajo? El problema puede venir desde arriba. Te diremos cómo saber que tienes un mal jefe.

  1. El jefe muestra sorprendentes cambios de actitud hacia sus empleados.
  2. Comienzan a apreciarse las primeras señales de debilidad por parte del superior.
  3. El jefe se empeña repentinamente en escrutar todas y cada una de las tareas de sus empleados.
  4. Todo se convierte en una emergencia. El jefe pide a sus empleados respuestas instantáneas para todo.
  5. Los problemas personales comienzan a hacerse notar en la oficina.
  6. El personal pierde la motivación y la confianza en su jefe.
  7. La empresa es incapaz de cumplir sus objetivos, por lo que el jefe se lava las manos y, lejos de asumir responsabilidades, busca excusas.
  8. A pesar de que nadie puede llegar a cumplir los objetivos, el jefe dice que todo está completamente bien.
  9. El chantaje y las amenazas se convierten en las principales armas del superior para intentar “controlar” a sus empleados.
  10. El jefe siente que ha llegado a su cima profesional dentro de la empresa y que no puede hacerlo mejor en su actual cargo.

Cuéntanos si estos 10 puntos identifican a tu jefe.

También podría gustarte