Compras en Navidad

Compras en Navidad

Compras en Navidad

En estas fechas navideñas aumenta considerablemente el consumo, ya que todos queremos regalar y recibir regalos de nuestros seres queridos, y agasajarles de mil maneras cuando estén con nosotros. Cada año las campañas publicitarias comienzan antes, para que podamos iniciar con tiempo la planificación de unas compras que ya forman parte de la celebración de estas fiestas. Algunos establecimientos abrirán incluso en días festivos, para que muchas familias dediquen su tiempo de ocio al shopping.

Cada español gastará 858 euros estas navidades. En todas las comunidades autónomas se incrementa el gasto alrededor de un 4% respecto al año anterior. Según un estudio de la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI), Madrid, Valencia y Cataluña están a la cabeza del gasto, superando las tres los 900 euros de media. Los madrileños son los más consumistas en regalos y ocio, los valencianos en lotería y los catalanes en alimentación.

A la partida de regalos y juguetes es a la que los españoles destinan más presupuesto, unos 252 euros. En estos días, se vende el 75% de los juguetes de todo el año. También se espera que las compras por Internet este año aumenten en un gran porcentaje y que los artículos electrónicos vuelvan a ser los grandes protagonistas.

Ocio y diversión

La salud, el bienestar y el tiempo libre cada vez cobran mayor importancia. Por ello, el gasto en ocio y diversión fuera de casa ya alcanza los 240 euros de media por persona. Para disfrutar sin problemas de estos ratos debes comprobar que los locales de fiesta tienen permiso.

Las compañías invierten un gran presupuesto para hacernos llegar desde antes de Navidad mensajes publicitarios envueltos en sentimientos entrañables, en defensa de valores familiares y de elogio a la solidaridad. Mientras, diversas ONGs denuncian el cada vez más asumido “despilfarro navideño” entre la mayoría de los consumidores, que aún no tienen demasiado en cuenta las repercusiones sociales y ambientales que acarrea.

El consumismo navideño, con todas sus luces, incide en aspectos como el cambio climático. Y, a la vez que se acrecienta el uso irresponsable de los recursos y el número de personas desnutridas, en estas fechas se tira gran parte de los alimentos que se preparan.

Sin prisas

Las organizaciones de consumidores advierten de que es difícil escapar a la influencia de la tradición y la publicidad. Para acertar comprando es importante no posponer los regalos y la adquisición de alimentos para última hora. Nunca es bueno dejarse llevar por las prisas; lo ideal es comparar precios y contener el gasto. Hay ofertas para todos los bolsillos. Si no hay prisa puede ser incluso divertido buscar rebajas, ventas especiales y descuentos.

Es posible aquilatar los gastos sin renunciar a regalos y caprichos y hacer de las navidades unas fechas entrañables más sostenibles. Verás como algunos de estos consejos pueden ayudarte a ahorrar un poco de dinero y a adquirir productos de calidad:

– Haz un uso racional de las tarjetas de crédito.

– Distribuye equilibradamente el presupuesto y contempla todos los capítulos: alimenticio, regalos, ocio y otros.

– Compra sólo lo que necesites, no te dejes llevar por la presión publicitaria ni por la euforia de las fiestas.

– No dejes las compras para el último momento, porque es probable que gastes más y tengas menos capacidad para elegir. Preverlas con un buen plazo de tiempo ayuda a comparar precios en distintos establecimientos y a evitar la subida casi generalizada en alimentos de los últimos días.

– Selecciona los establecimientos y compara precios y calidades.

– Piensa y prepara los menús con antelación. Esto te permitirá ajustar más el presupuesto. A la hora de preparar las comidas más especiales opta por platos saludables. Y no olvides que comer más no significa comer mejor.

– Si compras anticipadamente productos perecederos presta atención a su conservación. Los pescados frescos no deben almacenarse más de tres días y los mariscos, dos.

– Mucho ojo con las rebajas, ofertas y los precios gancho. Observa en la publicidad las fechas de comienzo y fin de las promociones y reclama si se ha agotado un producto antes de la fecha indicada.

– Invierte un poco de tu tiempo en leer detenidamente las etiquetas, sobre todo, la fecha de caducidad, composición, origen, peso, etc.

– Observa especialmente el etiquetado de los juegos y juguetes. Deben ser seguros para no perjudicar la salud de los niños. Es importante también que especifiquen la edad mínima para su uso.

– Procura concederle la importancia justa a la publicidad y las marcas. La primera puede estar lejos de la realidad y las segundas suelen hacer que aumente el presupuesto.

– Exige garantía de todo artículo que sea de naturaleza duradera. Esta será como mínimo de 2 años desde la fecha de la compra.

– No compres juguetes que carezcan de la garantía “CE” y elígelos en función de la edad. Comprueba que las instrucciones aparecen en castellano.

– Pide factura o ticket de todo lo que compres y revísala antes de llevarte el producto a casa.

– Asegúrate de que el establecimiento admite devoluciones.

– Si no quedas satisfecha de tu compra pide la hoja de reclamaciones.

También podría gustarte