Conocer sobre la nutrición

Conocer sobre la nutrición

Conocer sobre la nutrición

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) está analizando los resultados sobre el aspartamo. En mayo dará a conocer su opinión. Fidel Toldrá, del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), forma parte del grupo de expertos de la EFSA.Según Toldrá, "no hay de qué preocuparse. Esta sustancia lleva muchos años usándose y ha sido investigada exhaustivamente. La EFSA, teniendo en cuenta a los consumidores más extremos, estableció en 2002 como límite de consumo los 40 mg por kilo de peso diarios.Un consumidor normal se mueve muy por debajo de esa cifra". Jaime Campos, subdirector general de Coordinación Científica de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, lo confirma: "Para superar la ingesta diaria total, un adulto debería consumir 14 latas de bebida refrescante, 80 comprimidos de edulcorante o 30 postres de gelatina".Lo peor de cada platoAFLATOXINA. Las toxinas típicas del moho y de los hongos son unos potentes carcinógenos naturales. Por este motivo, siempre es bueno consumir los alimentos muy frescos y evitar aquéllos donde se ha formado cualquier tipo de moho.AMINAS AROMÁTICAS Y POLICÍCLICAS. Son derivados de las proteínas que se forman, sobre todo, en la carne y en los huevos por combustión a altas temperaturas o cuando la parte superficial de los alimentos está chamuscada. Son responsables seguros de una serie de tumores del tracto gastrointestinal, pero también de la piel, de la mama y de la boca.ÁCIDOS GRASOS SATURADOS. Numerosos estudios demuestran la relación entre un exceso de grasas saturadas, sobre todo de origen animal, y el aumento de la incidencia de diversos tumores. La cantidad de estas grasas en la dieta debe ser siempre limitada para no dañar, además, el corazón.CARNES ROJAS. Como ha demostrado el estudio EPIC 2, el exceso en su consumo está vinculado con un aumento de tumores del tracto gastrointestinal.COLORANTES, CONSERVANTES, CORRECTORES DEL SABOR. Las leyes veta el uso de sustancias cancerígenas, pero, según los expertos, la lista negra está incompleta y no existen datos suficientes sobre algunos compuestos. Además, la legislación no es uniforme en todos los países y en cada nación circulan alimentos procedentes del extranjero que pueden contener estas sustancias.NITRODERIVADOS. Se obtienen por oxidación de los aminoácidos y, por tanto, de las proteínas. Su síntesis se ve favorecida por la escasez de antioxidantes y por la presencia de catalizadores de la oxidación, como el hierro.ACRILAMIDA. Provoca daños en los animales, se forma por la combustión de las grasas. Se encuentra en alimentos como las patatas fritas, pero sólo es peligrosa para las personas que trabajan con ella.El endulzante más amargoEl aspartamo es unas 200 veces más dulce que el azúcar, pero sólo tiene cuatro calorías. Llegó en Europa en 1994 y, desde entonces, sólo en los países europeos, se consumen 2.000 toneladas al año.Se utiliza en muchos productos: bebidas, productos light, yogures, dulces, jarabes, antibióticos en suspensión. . . Se calcula que quien lo usa consume al día de dos a tres miligramos por kilo de peso. Ahora, un estudio italiano realizado con ratas parece haber descubierto que aumenta el riesgo de sufrir leucemias y linfomas.Para hacer comprender la solidez de sus conclusiones, Morando Soffritti, de la Fundación Europea Ramazzini que ha realizado la investigación, explica cómo se han obtenido: "Aplicamos los estándares de calidad vigentes en la actualidad y, según la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) de Lyon (Francia), los datos obtenidos en ratas sobre la capacidad de provocar cáncer de una sustancia son extrapolables a los humanos.Nuestro experimento sometió a 1.800 animales a una dieta en la que había dosis de aspartamo equivalentes a una cantidad en el hombre de 0,4; 20; 100; 500; 2.500 y 5.000 mg por kg, hasta su muerte. Una vez fallecidos, se practicaba la autopsia. Analizamos 30.000 muestras".Los datos preliminares de este estudio ofrecen como conclusión que la ingesta de aspartamo en su dosis más alta (consumiendo varios productos que lo contienen a lo largo del día), induce a un aumento significativo de linfomas y leucemia. Este incremento de casos es evidente en dosis de tan sólo 20 miligramos por kilo de peso, la mitad de la admitida para el hombre, tanto en Europa como en Estados Unidos.