¡Cuidado con la digestión!

¡Cuidado con la digestión!

¡Cuidado con la digestión!

Pesadez, hinchazón, gases… Si la digestión es tu punto débil, ha llegado el momento de que conozcas cómo evitar las molestias o, al menos, qué puedes hacer para que no te compliquen tanto la vida.Nos producen pudor y no solemos hablar de ellos más que cuando estamos en nuestro círculo más íntimo, pero ahí están: son los problemas digestivos, que nuestro cuerpo tiene unas necesidades fisiológicas que pueden llegar a convertirse en un auténtico incordio.Los doctores Miguel Bixquert, jefe del Servicio de Digestivo del Hospital Arnau de Vilanova de Valencia, y Ángel Álvarez, del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, van a ayudarnos a averiguar a qué se deben para ponerles una solución.De entrada nos advierten de que determinados hábitos de vida, dieta inadecuada, sedentarismo, suelen estar detrás de una mala digestión. Las reglas básicas son: beber mucha agua, hacer ejercicio diario, comer alimentos que no sean pesados.