Depresión, ¿por qué nos afecta más a las mujeres?

Depresión, ¿por qué nos afecta más a las mujeres?

Depresión, ¿por qué nos afecta más a las mujeres?

Descubrí el significado de la palabra depresión hace 15 años cuenta Julia G., de 35 años. Tenía todas las bazas: ser mujer, tener un padre alcohólico y maltratador y una madre que aceptaba su suerte, cuidar de dos hermanos?Un día, me odié y deseé morir. Fui de médico en médico hasta que un terapeuta me hizo ver que yo negaba mi niñez desgraciada. Ahora sigo terapia psicológica, tomo antidepresivos y hago vida al aire libre. Tengo malos momentos, pero sé que hay tratamiento. Una enfermedad que se alimenta a sí misma"Desde la primera regla, las mujeres tenemos mayor riesgo de desarrollar depresión", dice Vivien Burt, profesora de la Universidad de California (EE.UU.) y autoridad mundial en el terreno de las diferencias neuropsiquiátricas entre hombres y mujeres. "Los cambios hormonales en la pubertad parecen predisponer a las mujeres, y los traumas físicos y psicológicos en la infancia aumentan el riesgo", señala.Para los médicos, es importante difundir la idea de tratamiento y prevención, porque "la depresión se alimenta de sí misma", dice Luis Rojas Marcos, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York. "Vivir un episodio aumenta en un 50 por ciento la posibilidad de sufrir otro. Si hay dos, el riesgo es del 70 por ciento. Tras el tercero, la enfermedad será de curso largo".RIESGOSLa adolescencia y los antecedentes familiares."A esa edad, las jóvenes pueden tener dificultades para estar a la altura de lo que creen que se espera de ellas, explica Rojas Marcos. Si hay un historial familiar de depresión, será más vulnerable".La historia reproductiva.El ciclo menstrual, el embarazo, el postparto… están repletos de cambios hormonales. El trastorno disfórico premenstrual (una forma severa de síndrome premenstrual), provoca sensación de depresión. "La depresión postparto, más común de lo que se cree, puede ir desde sensación de tristeza a crisis severas, aunque no haya problemas previos", explica la doctora Burt.Estrés psicológico.El mayor número de casos se produce entre chicas que terminan sus estudios y se sienten desprotegidas. Las relaciones sexuales pueden causar más estrés: "Oyen decir que pueden tomar la iniciativa, pero ven cómo la sociedad señala a las chicas demasiado explícitas", dice el psiquiatra.Frustraciones laborales.Muchas chicas con buen expediente logran peor trabajo que sus compañeros. "A eso se une la idea de que la ambición en la mujer es un defecto", explica Rojas Marcos. "Esa contradicción rebaja su autoestima".La maternidad."A medida que el reloj biológico avanza, se enfrentan a la decisión de tener hijos", indica el psiquiatra. "Si no vive en pareja, piensa en las dificultades de criarlo sola. Si sufre problemas de infertilidad, debe solucionarlos. Cuando nace el niño, tiene que decidir si vuelve a trabajar… Muchas desarrollan sentimientos de culpabilidad".La menopausia.A partir de los 40 años, las fluctuaciones hormonales y los cambios vitales (hijos que se van, padres que envejecen, enfermedades…) hacen que la mujer ("cuidadora" por excelencia) tenga más posibilidades de desarrollar depresión. "En cambio, es un mito que la menopausia por sí misma aumente el riesgo", explica la doctora Burt.Puedes salirEl principal problema de los enfermos es que no buscan tratamiento a su depresión.Según un estudio publicado en la revista médica JAMA, el 85 por ciento de las mujeres tratadas de depresión severa respondieron a una terapia de antidepresivos combinados con psicoterapia, frente al 55 por ciento que mejoraron sólo con antidepresivos y el 53 por ciento que lo hicieron con psicoterapia.En mujeres en la perimenopausia (el periodo alrededor de ella) con sofocos, sequedad vaginal y estados de ánimo deprimidos, la terapia con estrógenos también resulta eficaz.Se está estudiando el papel de los estrógenos en la depresión femenina. Se sabe que las mujeres con historial de depresión entran en la perimenopausia antes que las que no han padecido el problema.