10 de octubre: Día Mundial de la Salud Mental

Hoy 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental y posiblemente te preguntes por qué es relevante algo tan simple como una mente ‘funcional’. Si bien es cierto que la salud mental es simplemente un estado de bienestar en el que alguien es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida diaria, para muchas personas alrededor del mundo no es algo tan sencillo de lograr.

Tratar de entender lo que pasa por la mente de alguien que está sufriendo de depresión, ansiedad, o cualquiera de los malestares ocasionados por una mente desordenada puede ser muy complicado cuando no lo has experimentado, ya sea por ti mismo o a través de alguien cercano.

Existen muchas formas en las que desestimamos la desesperación que puede llegar a sentir alguien que sufre de una enfermedad mental. ‘Ya supéralo’, ‘Trata de distraerte’, ‘No te claves’, ‘Ya no estés triste’, son frases típicas que decimos con facilidad cuando no entendemos por qué a quien padece de depresión le parece tan difícil sobrellevar el mundo que lo rodea.

Quisiéramos entender por qué todo parece rebasarlos y la situación termina por rebasarnos a nosotros mismos. Es fácil subestimar las emociones que siente alguien que está pasando por una crisis mental cuando no lo vemos completamente disfuncional. Parecería que sólo logramos asociar el término ‘enfermedad mental’ con una camisa de fuerza de por medio, cuando es mucho más complicado que eso.

Una y otra vez nos preguntamos qué podemos hacer por esa persona y aunque nuestro apoyo es importante para ellos, hay que entender que no se trata de nosotros y que la ayuda y tratamiento profesionales son vitales en su camino hacia la recuperación.

Incluir en nuestra cultura las visitas a un terapeuta profesional cuando sentimos que algo no va bien en nuestra cabeza debería de ser algo tan natural como las revisiones periódicas con el dentista, pero lamentablemente solemos ignorar nuestros malestares internos y los desechamos con la simpleza de un ‘ya se me pasará’.

Entender la importancia de la salud mental y no darla por sentado es indispensable para poder tratar desde raíz cualquier problema que surja de nuestra mente.

Repetir patrones como esperar que salgamos de una depresión sin ayuda profesional, intentar llenar vacíos con distracciones superficiales, o frustrarnos al compararnos con quienes sí parecen manejar todo a la perfección, sólo termina empeorando el problema.

Organizaciones como la de la Salud Mundial (OMS) nos invitan a tomar en serio los padecimientos mentales por los que estemos pasando y nos hacen tomar conciencia que vivir en depresión puede ser común, pero no obligatorio. Si estás pasando por una crisis, apóyate en quienes te quieren, pero no olvides la importancia de recibir ayuda profesional. No estás solo.