2010-05-25 12:41:55 Por: Redacción

Duerme como un bebé

Pautas alimenticias para combatir el insomnio

Duerme como un bebé

Duerme como un bebé

La alimentación juega un papel esencial en nuestras vidas, siendo el motor fundamental en nuestro organismo. Hay noches en las que cenamos demasiado o tomamos una cena pesada de digerir, lo que nos impide descansar mientras dormimos y nos hace estar toda la noche sin pegar ojo.Para remediarlo, hay una serie de pautas para combatir el insomnio y los despertares nocturnos:A la hora de dormir, ni frío ni calor: Para conciliar el sueño, tu dormitorio no debería superar nunca los 19 o 20º C de temperatura. No hace falta que te cubras con tres mantas.Los carbohidratos lentos, por la noche: Reserva los hidratos de carbono de absorción lenta (pasta, patatas o arroz, mejor integrales) para cenar y como guarnición de un plato de pescado o huevos (no fritos). Estimulan la secreción de insulina, una hormona que aumenta la disposición para formar serotonina, que induce al sueño.Olvida el chocolate, di sí a los lácteos: Como el café o el té, el chocolate es excitante, así que olvida esa onza que tomas antes de irte a la cama. Como alternativa, leche, yogures, queso...Unas gotas de aceite esencial: Para dormir a pierna suelta puedes echar mano de las fragancias de la naturaleza: una gota de aceite esencial de mandarina te ayudará a desconectar y otra de lavanda te relajará. Aplícalas con un suave masaje en el plexo solar o en las muñecas.El poder de la hierba de San Juan: Estimula la creatividad en el cerebro durante la fase REM de nuestro sueño. En tintura necesitas de 5 a 10 gotas; en hidrolato (agua destilada), una cucharita de café en un vaso de agua. Para notar sus beneficiosos efectos, úsala durante al menos 15 días seguidos. La encuentras en herbolarios.Frutas y verduras cocidas: Crudas son menos digestivas, por lo que es mejor no comerlas de esta forma por la noche. También hay que evitar los condimentos fuertes y el exceso de vitamina C.Una infusión: La tila es un clásico que funciona por sus propiedades calmantes. Echa dos cucharadas por taza, y déjala que infusione durante cinco minutos antes de beberla. La verbena de ayudará a hacer la digestión mientras duermes. Utiliza siete gramos por cada litro de agua, lleva a ebullición y deja reposar 10 minutos antes de consumirla.

Comentarios
Duerme como un bebé