Esta es la razón por la que recordamos algunos sueños y otros no

A todos nos ha pasado que algunos días recordamos todo lo que nos ocurre en los sueños, pero en otras ocasiones despertamos con la mente en blanco.

El científico Matthew Walker ha estado estudiando durante años este proceso y ha expuesto sus teorías en su libro Why we sleep, donde señala que los sueños son necesarios para nuestra salud mental y emocional.

¿Por qué recordamos algunos sueños y otros los olvidamos?

Lo primero que hay que saber es que los sueños de los seres humanos se dividen en etapas diferentes, algunas más pesadas que otras, además estos ciclos tiene una duración aproximada de 90/100 minutos.

“Técnicamente soñamos en cada etapa, pero la fase conocida como Movimiento Oculares Rápidos (REM) es donde se produce nuestro ciclo de sueño más profundo y, por lo tanto, cuando los sueños son más vívidos y narrativos”, explica Walker.

Por ejemplo el sueño de los bebés, al igual que el de los adultos, está dividido en fases, pero mientras que nosotros pasamos por cinco etapas, ellos sólo tienen dos. Por eso la mitad de su tiempo de sueño se centra básicamente en la fase REM, mientras que esta fase para los adultos sólo dura un 20%.

Al mismo tiempo cuando dormimos nuestro cerebro se vuelve hiperactivo aunque nuestro cuerpo esté totalmente paralizado.

La emoción y la memoria en los sueños

De hecho la percepción visual y los centros de movimiento del cerebro se iluminan por medio de imágenes. Esta es la razón de que los centros de memoria y emoción (el hipocampo y la amígdala) estén llenas de vida en los sueños siendo un 30% más activas en el sueño REM que en las horas de vigilia.

Esta fase REM del sueño siempre es más larga que las otras y se produce en la fase final, por esta razón somos capaces de recordar los sueños que tenemos justo antes de despertar.

De hecho, durante su estudio hacía que sus pacientes se despertaran en medio de la fase REM, lo que hacía que se acordaran de la mayoría de las cosas con las que habían soñado.

Asimismo después de las pruebas realizadas en su laboratorio del sueño, Walker cree que recordamos con mayor precisión aquellos sueños que son más extravagantes o emocionales. Además, sugiere que si no recordamos nada es probable que no nos hayamos despertado en el momento adecuado.

Lo que está claro es que los sueños nos permiten convertir nuestra noche en una película y funcionan como una terapia con las cosas que nos ocurren.

Lee también: ¿Qué significa soñar que se caen los dientes?