2007-02-09 09:15:30 Por: Redacción

Hay que aprender a relajarse

Automasaje utilizando diferentes pelotas

Hay que aprender a relajarse

Hay que aprender a relajarse

Gracias a estos pequeños elementos podrás hacer desaparecer la tensión de tu espalda.Todos buscamos poder relajarnos y descansar. Para lograrlo no hay nada como un masaje. Os proponemos uno que se puede realizar sin depender de otra persona y todo gracias a una pequeña pelota.UN AUTOMASAJEAl intentar un automasaje se presentan algunos problemas: el primero es que habrá ciertas zonas del cuerpo que uno mismo no puede alcanzar, otro factor es que cuando efectuamos el masaje la atención se divide para concentrarnos en la actividad de las manos. Al recibirlo debemos procurar dejarnos llevar por las sensaciones que nos produce y dejar que otra persona se haga cargo de nosotros.Si se intenta realizar ambas cosas al mismo tiempo resultará que no podrá dedicarse realmente a ninguna. Un masaje aplicado en esas condiciones resultará superficial. La utilización de una pequeña pelota resulta ideal para evitar todos estos contratiempos.Su diámetro aproximado debe ser de entre seis y siete centímetros, de forma que pueda colocarse en las zonas que vamos a describir sin hacer daño sobre los huesos que las rodean.Hace tiempo, para estos masajes, se utilizaban pelotas de tenis muy usadas. Ahora hay en el mercado unas de goma más adecuadas, de distinta dureza, así cada uno puede elegir la más adecuada para su cuerpo.DISTINTAS FORMAS DE MASAJEExisten distintos tipos de masaje utilizando una pelota, y hay técnicas que permiten el abordaje de todo el cuerpo. Podemos utilizarla en cualquier momento y lugar, ya que su reducido tamaño la hace fácil de transportar. Por otro lado, nos da autonomía, ya que no necesitaremos a nadie para que nos ayude a conseguir reducir nuestros dolores y tensiones.Conviene comenzar con pelotas blandas y, en caso de necesitarlo, ir poco a poco aumentando la dureza, dependiendo de la presión que queremos ejercer sobre el músculo; a más dureza, más presión. Para las personas que tengan su espalda poco trabajada o con musculatura suave es mejor utilizar las más blandas, y lo contrario para deportistas o aquellos que mantienen un trabajo corporal continuo y un tono muscular alto.PARA TODAS LAS OCASIONESEl masaje se produce por la acción del peso del cuerpo sobre la pelota. Es importante realizar respiraciones profundas durante el mismo. También conviene quedarse en la postura indicada durante unos cinco minutos, luego retirar la pelotita suavemente y observar cómo se siente la zona trabajada, si ha disminuido la tensión.Cada vez que terminamos con uno de los puntos, comparamos el lado trabajado con el que todavía sigue tenso, para comprobar el beneficio que hemos logrado. Otro aspecto positivo del automasaje es que puede utilizarse si nos sentimos cansados, pues ayuda a reanimar el cuerpo, sentir comodidad y más energía.EJERCICIOS IMPRESCINDIBLES:1-TRAPECIO: EL PUNTO DE MÁS TENSIÓNPrimero masajearemos esta zona. Buscaremos el punto medio entre el comienzo de la nuca y el ángulo de la paletilla del lado izquierdo. Una vez localizado el punto, colocamos la pelota y nos acostamos sobre el suelo con las piernas dobladas y las plantas de los pies sobre el suelo. Dejamos que la pelota quede entre el músculo y el suelo. Antes de trabajar el otro lado, compara la diferencia entre el masajeado y el que todavía está tenso.2-LIBERAR LOS OMÓPLATOS.Colocamos la pelota más abajo, entre la columna y la paletilla. Procedemos igual que en el ejercicio anterior, acostándonos sobre la pelota y dejándola actuar mientras respiramos profundamente. Debemos colocar nuestro elemento con cuidado, la presión nunca debe ejercerse sobre la columna, ya que es una zona muy delicada.3-RELAJAR LA NUCAPara quitar la tensión de esta zona podemos utilizar dos pelotitas y masajear ambos lados a la vez. Para ello, colocamos las dos pelotas juntas en los arcos de la nuca. La cabeza debe quedarse en equilibrio, el cuello estirado y el mentón acercándose al pecho. Después de cinco minutos retiramos las pelotas. Este masaje es aconsejable en caso de jaqueca.UNA ALIADA PARA TUS PIESSi eres propensa a los calambres, puedes utilizar estas pelotas para masajear la planta de tus pies. Para empezar, colócate de pie, con los pies en paralelo, cierra los ojos y siente los puntos sobre los que se apoyan en el suelo.Observa si hay zonas que apoyan más que otras. Después, coloca una pelota de goma en el suelo y apoya el pie izquierdo sobre ella. Muévelo de forma que la pelota masajee toda la planta. Mantén más tiempo la presión en los puntos en los sientas dolor. Masajea durante tres minutos cada pie.

Comentarios
Hay que aprender a relajarse