Los peores mitos médicos

Los peores mitos médicos

En vez de conseguir un buen efecto, nos pasa todo lo contrario.

De generación en generación se han pasado distintos mitos médicos, hay uno que son ciertos, pero otros se llevan el título de ser los peores. ¡Enteraos!

“Si te sangra la nariz, entonces debes hacer la cabeza para atrás”: ¡Falso! Como medida inmediata cuando te empieza a sangrar la nariz, debes echar la cabeza hacia delante para que la sangre pueda fluir. De lo contrario, la sangre ingerida puede entrar en el estómago y provocar náuseas.

“Las heridas se curan mejor con curitas”: ¡Falso! Los vendajes permiten que las heridas sanen más rápido. Las curitas mantienen las heridas húmedas, lo que evita que se sequen por completo y que se formen las costras gruesas.

“La vacuna de la gripe también protege contra el resfriado”: ¡Falso! Esta solo protege contra ciertos virus de la gripe, pero no para combatir los 200 agentes patógenos que producen otras enfermedades similares a la gripe.

“El mal aliento es causado por el estómago”: ¡Falso! El mal aliento es causado, generalmente, por problemas en la boca, la nariz o la garganta, que son en parte debido a la mala higiene bucal. Solo en raras ocasiones se debe a un problema estomacal.

“Darle pecho al bebé te impide quedar embarazada”: ¡Falso! La verdad es que durante la lactancia tienes altos niveles de prolactina. Esta hormona se encarga de la secreción de leche e inhibe, al mismo tiempo, la ovulación. La probabilidad de embarazo es, por lo tanto, más baja, ¡pero no imposible!

“Los piojos se dan por la falta de higiene”: ¡Falso! Las infestaciones de piojos son comunes y no tienen nada que ver con la falta de higiene. Los piojos suelen pasar directamente de pelo a pelo, independientemente de cómo esté cuidado el cabello.

“Quitar la garrapata con aceite o pegamento”: ¡Falso! Al contrario; al morir, las garrapatas vacían su contenido intestinal en la piel, aumentando el riesgo de infección. Para quitar una garrapata debe cogerla con una herramienta puntiaguda justo por el sitio de la picadura y poco a poco tirar de ella hacia atrás (sin girar).

Conociendo la verdad sobre estos mitos médicos falsos podrás tomar las mejores acciones para tu salud.