2014-06-17 15:39:56 Por: Michelle Castañeda | Fuente: Notimex

¿Las personas diabéticas pueden donar sangre?

Expertos dan a conocer que las personas con diabetes e hipertensión sí pueden donar sangre,siempre y cuando la enfermedad no esté en el punto más avanzado.

¿Las personas diabéticas pueden donar sangre?

¿Las personas diabéticas pueden donar sangre?

El Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea (CETS) reveló que personas con padecimientos como diabetes o hipertensión pueden convertirse en donadores de sangre, siempre y cuando lleven un estricto control en su tratamiento médico.

Al respecto, la responsable de atención social del CETS, María de la Luz Cervantes García, pidió a la población fortalecer esa labor altruista para ayudar a la comunidad.

“Las personas que padecen diabetes, hipertensión o la Enfermedad de Chagas, por ejemplo, pueden participar en la donación de sangre, pero que no tengan su enfermedad en un punto muy avanzado “, dijo.

Añadió que: “Esos donantes lo que tienen que hacer es presentar una constancia de sus médicos en lo que se certifique gozan de buen estado de salud, que lleven su tratamiento de manera bien controlada”.

De acuerdo a los lineamientos internacionales, explicó, los candidatos a donar sangre deben tener entre una edad 18 y 65 años, además de mostrar identificación oficial en el centro donde vayan a efectuar la donación.

Igualmente, continuo, los donantes deben de pesar más de 50 kilos, no estar tomando medicamentos de ningún tipo, y muy importante también el que no hayan ingerido bebidas alcohólicas en las últimas 48 horas.

Otro de los requisitos para poder donar sangre, en lo que corresponde a las mujeres, es que estas no deben estar menstruando y tampoco pueden hacerlo las mujeres en proceso de embarazo, indicó.

Subrayó que una norma muy estricta además es que por ningún motivo pueden ser donantes las personas que hayan padecido o padezcan enfermedades altamente contagiosas como los son el SIDA o la Hepatitis B y C, entre otras.

Al acudir para la donación, apuntó, la persona debe haber ayunado por lo menos cuatro horas antes y ser honesta en su historia clínica ya que de eso dependerá la seguridad de la sangre donada.

Expresó que si no hay contraindicaciones, la donación de sangre llevará entre 5 o 10 minutos de realizarse, y al concluir, el donante deberá descansar unos 20 minutos y consumir algún el refrigerio para recuperar el azúcar en el cuerpo.

También se recomienda un alto consumo de líquidos durante las siguientes 24 horas, además de no fumar hasta después de media hora, no consumir alcohol y no hacer esfuerzo físico pesado durante el día de la donación, agregó.

La especialista aseguró que cuando se dona sangre la persona no subirá de peso, ni tampoco contraerá enfermedades de ningún tipo.

Cervantes García subrayó que quienes donan su sangre ayudan a por lo menos tres pacientes, esto debido a que la sangre se fracciona para obtener glóbulos rojos, plaquetas y plasma.

La funcionaria mencionó que en el CETS captan, procesan y almacenan sangre y sus componentes, y proveen a los establecimientos de salud públicos o privados en el estado.

También se otorgan servicios de recolección y donación de sangre humana para fines terapéuticos, y además promueven y difunden en la entidad las campañas para la donación altruista de sangre, añadió.

Expresó que impulsan diversas campañas para la donación altruista de sangre, plasma, células progenitoras hematopoyéticas y otros componentes sanguíneos con fines terapéuticos.

La especialista señaló que en el CETS coordinan las acciones de optimización de la sangre con los organismos e instituciones prestadores de servicios de atención médica públicos y privados en la entidad.

De acuerdo al gobierno estatal, cada año se registran en Nuevo León unas 90 mil donaciones de sangre, en las que participan el IMSS, el ISSSTE, bancos de sangre privados y la Secretaría de Salud en el estado.

Manifestó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a los países que logren alcanzar una tasa de donación entre 100 y 300 donantes por cada 10 mil habitantes.

Explicó que los glóbulos rojos - eritrocitos - contienen la hemoglobina, pigmento rico en hierro, cuya función primaria es la de almacenar y transportar oxígeno, y se usan para grandes pérdidas de sangre como cirugía, parto o accidentes.

Los glóbulos blancos - leucocitos - ayudan a combatir infecciones y a subir las defensas, y las transfusiones de glóbulos blancos se usan para pacientes que sufren de infecciones muy fuertes que el cuerpo no puede combatir por sí solo, añadió.

Detalló que las plaquetas son pequeños fragmentos de sangre que ayudan a que la sangre coagule, y si la persona tiene los niveles bajos puede sufrir de moretones o pequeños sangrados.

Las transfusiones son realizadas cuando los pacientes no pueden generar suficientes plaquetas propias en su medula ósea.

Expuso que todo el mundo piensa que la sangre es roja, pero en realidad lo que le da ese color son los glóbulos rojos , y si los quitas, ese liquido amarillo que queda y carga todo los nutrientes es el plasma, el cual tiene la capacidad de coagular.

Comentarios
¿Las personas diabéticas pueden donar sangre?