Plantas medicinales que deberías tener en tu hogar

Ten una maceta en tu casa con estas plantitas

Estas son cuatro hierbas cuyas propiedades medicinales naturales son invaluables. Conócelas y benefíciate de ellas. ¡Estas plantas medicinales son maravillosas!

 

Albahaca

A la albahaca se le conoce más por su sabor que por sus efectos medicinales. Debido a sus ligeras propiedades sedantes, los herbolarios lo recetan en té para aliviar la irritabilidad nerviosa. La albahaca santa, hierba importante en la medicina ayurvédica, se usa para diversos padecimientos. La investigación científica apoya su papel en el control de la diabetes (debido a un efecto hipoglucémico), y en los periodos de estrés.

Puede mejorar la concentración y la memoria, y gracias a su efecto antihistamínico es útil para tratar el asma y la alergia al polen.

Perejil

La hojas son una buena fuente de vitamina C, y se sabe que tanto la hoja como la raíz tienen efectos diuréticos en el organismo.

Se utiliza para combatir la afecciones del apartamento urinario y las enfermedades artríticas, incluyendo la gota, una inflamación que afecta a sólo una articulación, como el dedo gordo. El perejil tiene un efecto calmante en el intestino, alivia la flatulencia y los cólicos, y también tiene una acción estimulantes: aumenta el apetito.

Eneldo

El aceite esencial de las semillas es un ingrediente clave para preparar agua de eneldo, un tratamiento popular para flatulencia y los cólicos intestinales en bebés y niños. Las semillas se utilizan para mejorar el flujo de leche en las madres que están actuando. Con este uso, incluso cantidades culinarias de semillas de eneldo permiten que las propiedades medicinales pasen al bebé. Las semillas pueden usar en adultos para padecimientos gastrointestinales, meteorismo, inflamación y dolor, por su efecto espasmódico.

Salvia

La salvia es un antiinflamatorio y un remedio antibacterial que se usa en enjuagues bucales para hacer gárgaras cuando hay dolor de garganta, infecciones de encías, gingivitis y úlceras bucales. Parece tener un efecto antisudoral, por lo que es una hierba popular en el tratamiento del sudor nocturno asociado con la menopausia. También mejora la concentración y el estado de ánimo. Un estudio clínico reciente sugiere que podría tener un efecto positivo en los síntomas del Alzheimer, sistema circulatorio y el corazón.