2007-04-24 11:28:10 Por: Redacción

¿Por qué me mareo?

Por lo general no suelen representar un problema grave de salud

¿Por qué me mareo?

¿Por qué me mareo?

Los mareos no son una enfermedad, sino un síntoma. Todos hemos sufrido alguna vez cierta confusión, la cabeza ligera o que nos invade una sensación de desmayo. Por lo general, no se trata de signos de un problema de salud serio y pueden estar ocasionados simplemente por un cambio en el flujo de sangre hacia el cerebro, en una insolación o falta de aire, por ejemplo. Sin embargo, el mareo también puede indicar una condición, a veces irreversible, como el envejecimiento o puede ser un signo de otros trastornos más serios.La buena noticia es que la mayoría de las causas del vértigo no son graves y se pueden resolver de forma rápida o tratarse de manera fácil. Por ejemplo, si te sientes mareada, lo más efectivo según los especialistas es sentarse con las cabeza entre las piernas o recostarte y descansar. Además, es muy importante que no pierdas los nervios ni hiperventiles. Descubre dónde puede estar su origen y cuáles son sus posibles soluciones.VértigoEs la sensación de falta de estabilidad al andar en la que el enfermo siente que los objetos dan vueltas alrededor suyo. Suele acompañarse de nauseas y vómitos.¿Qué lo provoca?- Es síntoma de diversas alteraciones en una parte del oído interno que controla el equilibrio (vestíbulo).- Si se trata de vértigo periférico, su origen más frecuente es el vértigo posicional benigno (un trastorno del órgano del equilibrio, habitual en los ancianos y provocado por el envejecimiento del aparato vestibular).- Otras posibles causas son: infecciones y traumatismos en el oído interno, efectos secundarios de medicamentos, laberintitos (una inflamación del laberinto de origen infeccioso y que puede producirse tras un cuadro gripal o infeccioso de las vías respiratorias), el síndrome de Ménière (se acompaña de cierto grado de sordera y de sensaciones acústicas anormales) o un tumor benigno llamado neurinoma del nervio acústico (el mareo se acompaña de pérdida de audición y ruidos en los oídos, dificultad para tragar o hablar y dolor de cabeza).- Los vértigos vestibulares centrales, que son menos comunes, pueden tener su origen en enfermedades vasculares cerebrales, en una insuficiencia vertebro-basilar (por aterosclerosis) y más infrecuentemente en tumores o en diversos traumatismos cerebrales.- Además, existen vértigos, mucho menos frecuentes, que podrían estar producidos por alteraciones visuales, trastornos psíquicos o enfermedades neurológicas.Soluciones- El tratamiento dependerá de la causa. En periodos de crisis se recomienda reposo absoluto y fármacos antivertiginosos. Si los ha provocado una infección, se tratarán con antibióticos. En todos los casos se deben evitar los excesos alimentarios, el alcohol, el tabaco y el estrés.- El vértigo posicional benigno puede resolverse con ejercicios posturales fáciles de realizar.- El neurinoma requiere tratamiento quirúrgico.Sensación de desvanecimiento o lipotimiaEs un episodio de pérdida de conciencia breve que, generalmente, está precedida por una sensación de mareo y acompañada de debilidad en las piernas, palidez o visión borrosa.¿Qué lo provoca?- Se debe a una alteración momentánea de la circulación sanguínea que provoca una caída de la tensión arterial.- Las causas que motivan un desvanecimiento son muy variadas: una incorporación brusca, permanecer muchas horas al sol o en ambientes muy calurosos, emociones fuertes, situaciones de estrés agudo, deshidratación, una anemia…- Ciertos medicamentos para la ansiedad, la presión sanguínea alta, la congestión nasal y las alergias pueden provocarlo.- Otras razones menos habituales son las afecciones cardíacas y los accidentes cerebrovasculares.Soluciones- Estos desvanecimientos son los más comunes y, salvo en las cardiopatías o en los casos de anemia severa, en una persona sana no requieren tratamiento médico.- Para recuperarse es suficiente con tumbarse y levantar las piernas o bajar la cabeza durante unos minutos, además de abrir las ventanas o retirarse del sol cuando ocurre al aire libre.- Si se sospecha que puede ser anemia, el médico indicará el tratamiento.- En las personas mayores, se debe consultar al cardiólogo.Inestabilidad, cabeza embotadaSe trata de un mareo en el que no existe sensación de desvanecimiento. Sus síntomas son: inseguridad al andar, sensación de giro de los objetos, limitación para mantener el equilibrio, vista nublada…¿Qué lo provoca?- Es frecuente en personas ansiosas, estresadas o con cuadros depresivos leves.- También puede darse en personas que sufren migraña, agotamiento, insomnio o problemas en la vista, lo más habitual es que se trate de mareos psico-fisiológicos.- Trastornos como las fobias, los ataques de pánico, las crisis histéricas y la depresión pueden provocar mareos.

0 comentarios