Revisiones con frecuencia

Revisiones con frecuencia

Revisiones con frecuencia

Descubrirse un bulto en el pecho puede asustar a cualquier mujer. El primer pensamiento es: "¿Será un tumor maligno?". Pero lo más probable es que no lo sea. Habitualmente, se trata de una alteración del tejido que conforma la glándula mamaria, que está sometida a fluctuaciones hormonales a lo largo de la vida.Estos bultos o nódulos en el pecho son la causa más frecuente de consulta en las unidades de Patología Mamaria entre las mujeres de 18 a 40 años. "Se estima que el 80% de los problemas mamarios son benignos, y se producen con más frecuencia en mujeres jóvenes en edad reproductiva, mientras que la patología maligna es más común en mujeres con edades próximas a la menopausia y después de ésta", afirma la dr. Sara Morales, de la Unidad de Ginecología Oncológica y Patología Mamaria del Hospital Sanitas La Moraleja.Sin embargo, si aparece un bulto en el pecho, siempre debe ser examinado por el experto para averiguar su naturaleza y descartar una posible malignidad. Así lo afirma el dr. Jordi Xercavins, presidente de Ginecología Oncológica y Patología Mamaria de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.