Rinitis alérgica

Rinitis alérgica

Rinitis alérgica

La primavera y el polen hacen florecer los síntomas de las alergias estacionales. Junto al de los fármacos convencionales está el remedio que ofrecen las soluciones naturales. Te mostramos las más eficaces:- Quercitina. Prueba con un suplemento de este potente antihistamínico y antiinflamatorio presente en muchas frutas y verduras. Aún mejor: combínalo con otro de vitamina C. Un estudio ha comprobado que dicho cóctel es tan eficaz en la rinitis alérgica como un fármaco antihistamínico y sin somnolencia. Además de en la farmacia, encontrarás quercitina en las manzanas, peras, coles, cebollas, ajo, uvas, vino tinto, espinacas y té.- Ortiga. Pocos han oído hablar de su efecto antiinflamatorio, astringente y antiséptico. Los naturópatas señalan que su efecto se potencia si se toma conjuntamente con unas gotas nasales de suero salino. Además de en cápsulas, puedes tomar hojas secas en infusión.- Petasita. Estudios con extractos de esta planta, común en el norte de España y Europa, conceden a una sola pastilla la misma eficacia que a un fármaco antihistamínico en el control de la rinitis alérgica estacional y también sin somnolencia. Una advertencia importante: no tomes petasita en su forma natural ?puede ser tóxica?, sino sólo en cápsulas y en una dosis máxima de un gramo al día.- Jengibre. Antihistamínico y descongestionante natural, el jengibre dilata los conductos bronquiales y facilita la respiración. Además de las cápsulas, la raíz de jengibre puede rallarse y utilizarse para hacer infusiones.- Magnesio. El déficit de este mineral potencia la liberación de histamina y acentúa la respuesta alérgica. En cambio, los suplementos de magnesio dilatan las vías respiratorias y calman la ansiedad asociada a las alergias. Puedes encontrarlo de alimentos como espinacas, aguacates, quinoa, almendras, pipas, chocolate, ostras, nueces del Brasil, amaranto?- Aceite de pescado. En un estudio con pacientes con asma alérgica, los que tomaron cápsulas de aceite de pescado (rico en omega 3, un ácido graso con un potente efecto antiinflamatorio) durante un mes vieron notablemente reducidos los síntomas. Pescados azules como las sardinas, el atún, el chicharro o el jurel poseen omega 3.
– Agua. Los lavados nasales con suero salino eliminan el polen de la nariz y evitan que se pegue a la mucosa nasal. Puedes prepararlo en casa diluyendo media cucharilla de sal en un vaso de agua (se aspira por la nariz o se aplica con un gotero).

También podría gustarte