2010-01-19 09:52:25 Por: Redacción

Ruidos incontrolables

Son involuntarios y no se pueden reprimir

Ruidos incontrolables

Ruidos incontrolables

Suele ocurrir que en el momento más inoportuno nuestro cuerpo reacciona exteriorizando, en forma de ruido, algún tipo de malestar generado en nuestro interior. Conoce las causas que provocan esos incómodos ruidos para prevenir su aparición.- Ronquidos: entre sus principales causas está el sobrepeso o beber alcohol antes de irse a la cama, pero también lo favorecen un catarro, la sinusitis y la inflamación del velo del paladar, la campanilla, la lengua o de las amígdalas (vegetaciones).- Sorber la nariz: si se hace de forma constante hay que consultar con el médico "para ver si se trata de una rinitis y que el especialista aplique el tratamiento más adecuado", explica la otorrinolaringóloga Ramona Soler, del Hospital Universitario Son Dureta, quien apunta que sorber la nariz no agrava ni extiende la causa del moqueo ni causa sinusitis.- Estornudo: se produce cuando una partícula microscópica entra en este órgano, irrita la mucosa nasal y los nervios de la zona generan la salida brusca de aire. Sólo puede ser perjudicial cuando es muy fuerte, porque se pueden tener pequeños problemas, como rotura de vasos del ojo.- Bostezo: hay muchas teorías que intentan explicarlo, desde la más aceptada de que el cuerpo intenta llevar un aporte extra de oxígeno al cerebro hasta la más novedosa que explica que el objetivo es refrescar la materia gris bajando la temperatura de la cabeza y así lograr que el cerebro funcione de forma más eficiente.- Tos: existen múltiples causas para padecerla, desde un asma tan leve que no causa insuficiencia respiratoria a una infección pulmonar o problemas digestivos como el reflujo esofagogástrico. La premisa a seguir para prevenirla es tomar agua para que la mucosidad se haga más fluida y así eliminarla mejor del organismo.- Rugidos del estómago: cuando hay alimentos que mover y deglutir el sonido queda ensordecido, pero si el estómago está vacío resuena como cuando haces un ruido en una sala vacía y entonces lanza un profundo "groarrrr" de hambre.- Hipo: puede deberse a ingerir alimentos demasiado calientes o irritantes, ataques de tos o de risa, neumonía, un fármaco, problemas digestivos, embarazo o incluso tener origen emocional.- Eructo: fumar, comer de pie o demasiado rápido y no masticar bien están en el origen de ese exceso de aire, aunque la dieta es también un factor fundamental; generan más gases los alimentos que fermentan en el estómago (legumbres), las bebidas carbonatadas o con levadura (cerveza), masticar mucho chicle o un exceso de bebida durante la comida.- Ventosidades y borborigmos: las causas de un exceso de gases (meteorismo) están en la dieta; los alimentos cocinados con demasiada grasa o la introducción brusca en la dieta de fibra producirán más flatulencias. Tampoco es bueno tumbarse después de una comida ya que lleva los gases del estómago al intestino. El meteorismo continuado puede ser indicador de problemas como la intolerancia a la lactosa o la enfermedad de Crohn.

Comentarios
Ruidos incontrolables