Toallas sanitaria reciclable, una opción ecológica

¡La nueva opción ecológico!

Las toallas sanitaria y tampones desechables, son la forma de higiene femenina más utilizada por nosotras durante la menstruación. Sin embargo estas alternativas que utilizamos cada mes generan una gran contribución a la contaminación.

En la vida de una mujer usamos en promedio entre 10.000 y 15.000 toallas y/o tampones, esto es una gran cantidad de deshechos considerando el material del que están hechos estos productos de plástico, algodón y fibra de madera, además, de que contienen varios químicos.

Eso sin implicar los paquetes de plástico y la gasolina del transporte.

Todo ese proceso sucede por estos productos que se utilizan por unas horas y se desechan, sin importar su descomposición tarda cientos de años.  El impacto en la salud también es considerable ya que estas no son estériles, sino que están blanqueadas con productos químicos que frecuentemente generan infecciones, al cambiar el PH de la piel.

Los tampones contienen trazas de dioxinas, un producto altamente tóxico que el cuerpo no puede eliminar, y las toallas contienen gelatinas y perfumes que generan reacciones en la piel a largo plazo.

La nueva opción es utilizar las toallas de algodón reutilizables que se encuentran hoy en el mercado, son cómodas, saludables y su impacto medioambiental es mucho menor. Su costo no es elevado, e incluso pueden ser hechas por ti mismo, hay infinidad de tutoriales en internet que pueden ayudar.

En el confeccionar tus propias toallas sanitarias puedes encontrar las indicadas y al lavarlas ayuda a conocernos y re-encontrarnos con nuestro ciclo, y con el tiempo se volverá un hábito más.

La copa menstrual es una forma reusable de higiene femenina, está hecha de silicona de grado médico hipoalergénico y diseñada para plegarse e introducirse en la vagina para recoger la sangre menstrual.

Estas copas pueden utilizarse de forma eficaz durante la noche, y están hechas para vaciarse, limpiarse y volverse a colocar cada 8 horas, aunque puede hacerse con más frecuencia. El tamaño de las mismas plegadas es el de un tampón, y la silicona es incluso más suave que estos.
Las copas menstruales son el producto más moderno de la higiene femenina, su duración es de 8 a 15 años dependiendo de su cuidado y calidad. La relación entre el costo de la misma y el tiempo de uso la hace muy económica, considerando que los productos desechables tienen un costo continuo económico y medioambiental.