Vino, fuente de salud

Vino, fuente de salud

Vino, fuente de salud

Siempre se ha dicho que el vino es bueno si se bebe con moderación. Los últimos estudios demuestran que protege el corazón, la vista y combate los efectos del tabaco.
"Existen numerosos estudios epidemiológicos que demuestran que las personas que habitualmente beben vino en cantidades moderadas tienen menos problemas cardiovasculares", afirma el doctor Eduardo de Teresa, cardiólogo del Hospital Clínico de Málaga.También se ha comprobado que el vino podría ser bueno para la vista. Un estudio llevado a cabo en el Hospital Howard de Washington ha revelado que beberlo en cantidades moderadas reduce el riesgo de degeneración macular, una patología que es la causa más frecuente de ceguera entre los mayores de 65 años.Asimismo, otro estudio realizado en el Hospital Universitario de Atenas ha determinado que el vino podría contrarrestar los efectos dañinos del tabaco, ya que su composición en antioxidantes ayuda a reparar el daño en las arterias.Los expertos han visto en un componente de la uva, el resveratrol, muchas propiedades beneficiosas para la salud, entre las que destaca su actividad preventiva de iniciación de tumores y enfermedades cardiovasculares. Además, aumenta la esperanza de vida gracias a su acción antiinflamatoria.Beneficios del vino:-Se producen cuando no se superan más de 30-40 ml al día (una o dos copas al día)-Es antibacteriano-Eleva el colesterol bueno y disminuye el colesterol malo-Reduce las plaquetas y la presión arterial, además de mejorar la circulación de la sangre al cerebro
-Es un eficaz antialérgico ya que combate la formación de histaminas, responsable de las reacciones alérgicas-Aporta minerales y oligoelementos-Combate la fata de apetito ya que estimula el olfato y el gusto