Amores de verano

Amores de verano

Amores de verano

Parece evidente que los calores del verano despiertan las emociones. Las vacaciones, y el tiempo de ocio y descanso hacen que proliferen los sentimientos y las relaciones. No obstante, es importante saber diferenciar entre un amor de verano y un amor para toda la vida. No hay que olvidar que los ligones de playa existen. Así, es importante ser cauta y no tener demasiadas prisas, porque pueden acabar rompiéndote el corazón.Por otra parte, también es cierto que un amor duradero ha podido comenzar en verano. Quizás al principio todo empieza como un juego pero poco a poco puede irse convirtiendo en algo más profundo y sólido. Así, se va acercando el fin del verano y con ello la incertidumbre de qué pasará después.Si te ves en situaciones similares, es aconsejable disfrutar de ellas al máximo. Cada relación merece ser vivida como la definitiva y hay que poner toda la carne en el asador. Si se convierte en un amor de otoño, invierno y primavera -en el amor de tu vida-, sólo el tiempo lo dirá. Pero como dice el refrán: "Que te quiten lo bailao".