Cómo disfrutar el sexo anal

Sexo anal

El sexo anal es considerado como un tabú.

El sexo anal puede pareceros un poco doloroso, pero si sabes hacerlo como se debe todo resultará bien.

– En realidad el sexo anal no duele, muchas personas creen que experimentar esto les causará alguna lesión. Por lo contrario, es muy placentero.

– El ano carece de lubricación, por lo que es esencial utilizar un tipo de lubricante, incluso para meter un dedo.

–  Lo que comemos también puede influenciar en el sexo anal. Es necesario que la dieta contenga suficiente fibra para que los movimientos digestivos sean correctos y las heces no sean duras. Un estreñimiento continuo daña los tejidos del ano y puede dificultar el disfrute del sexo anal. Incluye fruta y verduras en tu dieta para unos movimientos intestinales saludables.

– La higiene es importante, ya que el ano contiene microorganismo que pueden provocar infecciones en otras partes del cuerpo como la vagina.

– El orgasmo: En general el sexo anal por sí solo provoca mucho placer pero no suficiente para llegar al orgasmo. Combinar esta estimulación con la del clítoris es una gran idea si quieres disfrutar de un orgasmo explosivo.

– En las tiendas eróticas puedes conseguir juguetes que ayudan a la dilatación del ano. Por ejemplo: bolas anales o aros anales.

– La mayor parte de las malas experiencias con el sexo anal ocurren por no ser suficientemente delicado. Durante la penetración de un dedo o pene puede haber un momento en que se toque musculo aún no dilatado y sentir un pinchazo, aquí es importante avisar a la pareja para que se detenga por un momento.

– Lo mejor es parar la penetración durante unos segundos hasta que se dilate y luego continuar lentamente y pendiente de las sensaciones.

Disfruta completamente de esta postura sexual con tu pareja, a los hombres les encanta.