Dispareunia: cuando el dolor impide el sexo

Dispaurenia

Cuando el dolor impide tener sexo.

El dolor vaginal que se presenta durante la penetración es llamado dispareunia. Para poder tratarlo es importante saber en qué lugar de la vagina se produce el dolor y si la mujer siempre lo sintió o solo apareció en algún momento de su vida.

Este dolor a veces en tan fuerte que la mujer no puede relajarse y evita terminando la relación sexual para no sufrir.

La dispareunia puede desencadenar un vaginismo, es decir, que la vagina se “cierre” involuntariamente y no permita la entrada ni siquiera de un centímetro de un dedo. Los músculos perivaginales se cierran y pareciera no existir la entrada a la vagina.

Por lo general, las causas de la dispareunia y del vaginismo son psicológicas, y su origen puede estar en la educación recibida, en situaciones traumáticas sufridas (abuso sexual), fobias, etc.

Una manera de lograr la excitación, ayudar a la lubricación y alcanzar el orgasmo es la masturbación. Pero las mujeres, generalmente, no realizan esta práctica autoerótica o la consideran un sustituto inadecuado de la penetración o un acto perverso para lograr la satisfacción sexual.

El tratamiento psicológico es el más adecuado para desentrañar las causas del dolor coital, si estas son de origen psicológico, emocional y/o educacional.