El estrés y la espalda

El estrés y la espalda

El estrés y la espalda

La escala de la tensiónÉstas son las situaciones más estresantes:1. La muerte del cónyuge o de la pareja.

 

2. La muerte de un familiar cercano o la de un amigo.

3. Padecer una enfermedad grave.

4. El confinamiento en un centro penitenciario.

5. Que un familiar cercano padezca una enfermedad grave.

6. La rescisión de un préstamo, de una hipoteca o tener problemas financieros.

7. Divorciarse.

8. Ser víctima de un delito.

9. Sufrir una infidelidad.

10. Ser víctima de la violencia doméstica o de un abuso sexual.

11. La separación o la reconciliación con la pareja.

12. Ser despedido de la empresa y estar en paro.Localiza el dolor. . . y el problemaCada problema se localiza de forma diferente en la espalda. Descubre cuál es el origen del tuyo.Enfrentamientos = Tortícolis

Frustraciones = dolor cervical

Demasiados retos = sensación de ahogo

Imprevistos = dolor punzante

Responsabilidad = rigidez y dolor

Tristeza = espalda encorvada

Poco sexo = rigidez lumbar

Demasiado autocontrol = pelvis sensible

Tu arma: la relajaciónDime dónde te duele y te diré qué te preocupaEl dr. Herbert Benson, experto de la Universidad de Harvard (EE.UU.) analizó a las personas que practicaban la meditación y vio que eran capaces de reducir su ritmo cardiaco, la presión arterial y el consumo de oxígeno.
Con las conclusiones de su estudio desarrolló unos ejercicios basados en la meditación que son muy útiles para controlar el estrés.- Reserva unos minutos cada día para relajarte. Siéntate en un lugar confortable, cierra los ojos y relaja los músculos, como si los soltaras.- Concéntrate en tu respiración, haz que sea regular, repitiendo una palabra (en voz alta o mentalmente) cada vez que respires. Debe ser un sonido sin significado como “om”.- Continúa respirando regularmente, con los músculos relajados.Recuerda que la relajación requiere práctica y que llega con la repetición diaria del ejercicio.Marisol Guisasola