El juego de los espejos

El juego de los espejos

El juego de los espejos

Se atrae todo aquello que se tiene dentro, y por eso se dice que lo semejante atrae lo semejante. Una forma de ponerle barreras al amor es cultivar lo que se le opone: el egoísmo, el rencor, la envidia. . .Es obvio que si se siembran rábanos, no se recogen melocotones. Para encontrar la persona adecuada, hay que ser uno mismo una persona adecuada.El amor es vibración, y para conseguir una buena sintonía, hay que tener en cuenta la frecuencia en que emites. La vida se nos muestra como un juego de espejos, nos devuelve lo que proyectamos.Por ello, trata de dar lo que esperas recibir: si buscas comprensión, se comprensivo; si disfrutas con la simpatía, sonríe más a menudo… Trata de fomentar las cualidades que quieres encontrar en el otro.Recuerda: el sentido de la vida es el que quieras darle, y si la orientas hacia una forma de pensar (tolerancia, respeto, alegría de vivir, etc.) será más fácil atraer a alguien en la misma onda.Estrategias para mantener vivo el amorTras el amor llega el comienzo de la vida en común. A partir de ahora, saber convivir, ser feliz y hacer feliz al otro son los verdaderos retos. La vida auténtica de pareja empieza justamente donde suelen acabar todos los cuentos. Es lo que sigue al "fueron felices y comieron perdices". Tras el colorín colorado, comienza la realidad de la convivencia. Se trata de una página en blanco, que debe ser escrita de puño y letra por los propios protagonistas.- Una relación modélica de pareja es algo vivo, que se construye día a día. Se trata de un delicado ejercicio de convivencia donde la pasión inicial debe reavivarse, al tiempo que se desarrollan otras formas de relación, como la amistad, la complicidad y el compañerismo. Siete de cada 10 personas afirman que ser los mejores amigos de su pareja es la base sobre la que se asienta su relación.- No hay fórmulas mágicas ni métodos para conseguirlo; decía el escritor Aldous Huxley que se aprende a amar amando, prestando atención a las necesidades del otro y haciendo lo que se descubre, sobre la marcha, que ha de hacerse.- La relación ideal entre dos personas incluye el cuerpo, la mente y el alma, en la que el compañero sea a la vez amigo, cómplice y amante. Alguien junto al que caminar por el sendero de la vida.- La base es la tolerancia, el respeto y la buena comunicación. Saber expresar nuestros sentimientos, sin herir ni ofender, es clave para que una relación sea duradera y para que la confianza se mantenga y se incremente con el paso del tiempo.NI UNO DELANTE NI OTRO DETRÁSEn cierta ocasión, el alcalde de una ciudad y su esposa visitaron una fábrica. Al finalizar el acto, un obrero se acercó; era un compañero de instituto. Tras despedirse, el alcalde dijo a su mujer: "Estarás contenta de haberte casado conmigo y no con Antonio". "¡Eres tú quien debe estar contento!", respondió ella. "¡Si me hubiera casado con Antonio, ahora él sería el alcalde!".Esta anécdota recoge un viejo tópico: el gran hombre siempre tiene detrás a una mujer que le ayuda a triunfar. Pero en la pareja actual nadie está detrás, los dos se encuentran uno junto al otro, aunque tener al lado a la persona adecuada influye en el éxito o fracaso de una vida. No se trata de dominar ni ser dominado, sino de encontrar un equilibrio de fuerzas entre los dos componentes.