La medida de la satisfacción

La medida de la satisfacción

La medida de la satisfacción

Durante estas fechas los padres encargamos los juguetes para nuestros hijos, procurando, que estos coincidan con lo que ellos han pedido en su carta a los Reyes Magos. Pero, ¿debemos concederles todo lo que han pedido?Los juguetes son muy importantes en la educación de los niños, desarrollan sus conocimientos y sus sentidos, y aprenden con ellos a dominar el mundo. Por esta razón hay que medir cuántos y como se les dan. Si piden demasiados, es probable que hayan recibido más juguetes que palabras para entender el mundo. Deben entender que casi todo llega si se sabe esperar.Además, se trata de medir qué juguetes son adecuados a su edad y procurar que la cantidad no sea excesiva. Y es que, el deseo aparece cuando la satisfacción no es inmediata. Por ello, deben aprender también a aguantar la frustración. Satisfacer todos sus deseos inmediatamente es una forma de prepararles para el desánimo y la infelicidad.No obstante, hay que tener en cuenta también que estas fiestas están llenas de ilusión, y que algunas también tienen que realizarse. Eso al niño le da seguridad. Se trata por tanto de que los padres sepan elegir y escuchar qué juguetes son los más importantes para ellos.