Posturas de yoga para mejorar la sexualidad, ¿realmente funciona?

¿Te gustaría aprender posiciones de yoga para hacer bien el amor?

El yoga tiene muchos beneficios para nuestra salud, pero también para los momentos íntimos que pasamos en pareja y presume que logra mejorar la sexualidad. ¿De qué manera?

Conocer el organismo humano es fundamental para poder disfrutarlo y el yoga es una disciplina milenaria que no sólo involucra a nuestro cuerpo físico, sino que entiende al ser humano como una unidad entre mente, cuerpo y emociones.

Practicar yoga ayuda a regular la presión sanguínea, es altamente recomendado para la salud de las articulaciones, disminuye la ansiedad y la depresión.

Muchos estudios realizados alrededor del mundo han dado como resultado que practicar yoga incrementa el deseo sexual, mejora la erección, el control eyaculatorio, la confianza y la satisfacción post- coito.

El estudio realizado en mujeres que también comenzaban a practicar yoga llegó a la conclusión que, a través de la práctica, mejoraron su sexualidad en general, aumentaron el deseo, la lubricación, disminuyeron los dolores y alcanzaron orgasmos más intensos y mayor satisfacción.

Recomendamos 3 posiciones o asanas que favorecen la actividad sexual:

 

1-Estiramiento
Sentados en el piso, estiramos las piernas cabeza hacia adelante, trabajando flexibilidad, mejorando la circulación de la sangre y el fortalecimiento de piernas, abdomen y columna vertebral. Esta postura facilita el estiramiento de la pelvis e influye el sistema nervioso, relajando la tensión mental y física.

2-Postura del Gato
Rodillas y manos al suelo, liberamos el peso de la pelvis, haciendo movimientos de la columna vertebral, relajando cervical y área lumbar. Estos movimientos incrementan la energía sexual.

3-Triángulos
Abriendo piernas, fortalecemos el área de la ingle, estiramos la pelvis, y mejoramos la circulación de la sangre al cerebro y las torsiones de la columna. De esta manera, incrementamos la energía del cuerpo.

Todos estos pasos logran cambiar la vida del individuo de una manera fundamental. Con el tiempo, el practicante duerme mejor, tiene más alegría, está más predispuesto para el amor y alcanza mayor claridad mental.

También podría gustarte