Posturas sexuales para la masturbación femenina

Posturas sexuales para la masturbación femenina

Diviértete haciendo diferentes posturas para aumentar el placer.

Ya te contamos sobre los beneficios que trae la masturbación femenina. Ahora, te diremos qué posturas sexuales puedes utilizar para masturbarte.

Postura simple: Comienza tocando el área vaginal, conforme te vas excitando acaricia la zona arriba del clítoris con tus dedos; termina alcanzando el clímax con un movimiento rítmico sobre la capa del clítoris. No olvides que con la otra mano puedes acariciar tus pechos u otra parte del cuerpo.

Postura en la cama: Con tus dedos puedes frotar alrededor de la base del clítoris, al acercarse el orgasmo mueve circularmente tus dedos en la parte superior del mismo. Puedes alternar tus manos para que no te canses, aprovecha y acaricia el resto de tu cuerpo con la mano que te queda libre.

Postura sobre una silla: Humedece uno de tus dedos y juega con él por tu toda tu área genital. Introdúcelo en tu vagina y busca el punto g; pásalo por tu clítoris y los labios mayores. Con la otra mano puedes separar los labios o tirarlos hacia atrás para que haya una ligera tensión en el clítoris.

Postura bocabajo: Acostada bocabajo y con las piernas abiertas. Estimula el clítoris con movimientos hacia arriba y hacia abajo. La otra mano puede acariciar tus pechos. Debes mover todo tu cuerpo, hacia arriba y hacia abajo y en movimientos circulares. Cuando llegue el orgasmo cierra las piernas y levanta tu cuerpo.

Para aumentar el placer: Cuando hayas alcanzado el orgasmo, introduce tus dedos en la vagina para que sientas las contracciones.

¿Qué otras posturas conoces para la masturbación?