Posturas sexuales para tener sexo en la piscina

Posturas sexuales para tener sexo en la piscina

¿Qué otras posturas sexuales conocéis?

Te presentamos algunas posturas sexuales para tener sexo en la piscina o jacuzzi. ¿Te atreves a disfrutar más en el agua?

Primera opción:

Uno de vosotros debe sentarse en la grada o al borde de la piscina y la otra persona se queda parada dentro de la piscina. Luego, la persona que está sentada disfrutará del sexo oral.

Segunda opción:

Para tener sexo en la piscina, las gradas funcionan muy bien. Una posición cómoda para ambos es hacer que él se siente sobre las gradas de la piscina. Tú debes sentarte encima viéndolo de frente y agarrando sus hombros para no caerte. Para la penetración tú serás la estrella porque podrás marcar el ritmo y la profundidad. La ventaja de esta postura sexual es que tu punto G se estimulará al máximo.

Tercera opción:

En el borde de la piscina es más fácil tener sexo que si están en el agua porque el lubricante no es indispensable. Tú debes tumbarte bocarriba dejando tu culo al borde de la piscina y levantando las piernas. Él se quedará parado y sujetará tus piernas para penetrarte.

Cuarta opción:

Diríjanse a un área de la piscina que sea poco profunda. Debéis tumbarte bocabajo en una colchoneta (o superficie plana) dejando las nalgas afuera. Luego, él se recuesta encima de ti y te penetra por atrás; rodéalo con tus piernas mientras él te mantiene bien sujetada.

¡Intentad estas poses sexuales!

También podría gustarte