Ser equitativo

Ser equitativo

Ser equitativo

Los padres suelen afirmar que se quiere a todos los hijos por igual para, a continuación, señalar la relación que se tiene con cada uno, que es diferente. En muchas familias hay un hijo preferido, sea de la madre, del padre o de ambos. Esta afirmación chocará a muchos progenitores que se creen equitativos en todo, pero es lo habitual. Ahora bien, las preferencias se suelen repartir. La situación se vuelve conflictiva cuando el preferido es el mismo tanto para el padre como para la madre, que es identificado por los hermanos y se convierte en objeto de celos, ya que se le atribuyen determinadas ventajas.Se puede sentir más apoyado y valorado, pero ese lugar también acarrea inconvenientes y conflictos, pues es probable que ese hijo quede demasiado atrapado en la obligación de satisfacer a los padres, lo que quizá le impida atender a aquellos deseos propios que no se ajusten a lo que se espera de él.De esta forma, su personalidad se organiza más para satisfacer a los otros que para afirmar sus inclinaciones personales. ¿Qué tipo de factores influyen en preferir a un hijo más que a otro? El parecido físico puede fomentar la idea de una afinidad Psicológica. Además, algunos niños tienen la fortuna de venir al mundo en momentos felices y quedan asociados a ellos y son queridos como alguien que les ha traído felicidad. Todos estos procesos suelen ser inconscientes.

También podría gustarte