Toma la decisión acertada

Toma la decisión acertada

Toma la decisión acertada

Suzy Welch, consejera personal, propone en su libro 10.10.10 (Ed. CEAC) un método para conseguir ser más sistemática en el día a día. Su fórmula nos ayuda a tomar decisiones de forma proactiva, considerando con tranquilidad sus consecuencias en el presente inmediato, en un periodo cercano y en el futuro lejano. Es una especie de gran puente que nos permite ver las cosas con perspectiva.¿Cómo funciona este método?Cualquier proceso 10-10-10 empieza con una pregunta. ¿Debería dejar mi trabajo? ¿Debería comprar esa casa a buen precio y hacer una reforma? ¿Debería seguir con mi marido o separarme?Una vez definida la pregunta, es esencial, llevar a cabo un 10-10-10 porque muchos problemas confusos están entrelazados con cuestiones secundarias y subcuestiones, distracciones y digresiones, falacias y actores secundarios. Por consiguiente, los 10-10-10 más efectivos siempre empiezan por determinar exactamente qué cuestión, en el fondo, estás tratando de resolver.Recopilación de información. En esta etapa no hay nada de qué preocuparse, puedes realizar esta parte del proceso en tu cabeza, en tu ordenador, con un lápiz o en una conversación. El único requisito es ser honesta y exhaustiva al responder los siguientes interrogantes:Teniendo en cuenta mi pregunta, ¿cuáles serán las consecuencias en diez minutos de cada una de mis opciones?
¿Y en diez meses?
¿Y en diez años?El primer 10 se refiere básicamente a "ahora mismo", ya sea un minuto, una hora o una semana. El segundo 10 representa el punto del futuro inmediato en que la reacción inicial de tu decisión habrá pasado, pero sus consecuencias seguirán actuando, de manera que puedes predecirlo bastante bien. Y el tercero, simboliza un tiempo en el futuro, que es tan remoto, que sus detalles son totalmente imprecisos. Es decir, los marcos temporales se definen: el momento de la exaltación, algún tiempo después y cuando todo está dicho y hecho.La última etapa del proceso es el análisis. Para ello, debes reunir toda la información que acabas de recopilar y compararla con tus valores más íntimos: tus creencias, metas, sueños, necesidad. En pocas palabras, esta parte del 10-10-10 te impulsa a preguntarte: "Sabiendo lo que sé sobre todas mis opciones y sus consecuencias, ¿qué decisión me ayudará más a controlar mi propia vida?".