Juventud en acción

Juventud en acción

Juventud en acción

Afianzar valores solidarios entre los jóvenes. Éste es el principal objetivo de "Juventud en acción", un programa dirigido a jóvenes de entre 13 y 30 años y que trata de potenciar la cooperación entre los jóvenes de Europa. El programa, promovido por el Instituto de la Juventud y que cuenta con un presupuesto de 885 millones de euros, trata asimismo de potenciar valores de solidaridad y tolerancia, favorecer el entendimiento entre la juventud de países diferentes e impulsar la cooperación.Una de sus iniciativas más interesantes es el intercambio juvenil. Cuenta con un presupuesto de 1.829.300 euros y se organiza de manera que un grupo de jóvenes es acogido por otro en su país de origen para conocer mejor sus respectivas culturas y "concienciarse de la existencia de diferentes realidades". En estos intercambios, los participantes debaten sobre temas que les interesan y aprenden las peculiaridades de cada sociedad.Criterios de selección
Para solicitar la subvención de los proyectos, las personas interesadas cuentan con tres rondas: en febrero, abril y junio. Para ello, hay que cumplimentar los correspondientes formularios de solicitud y cumplir unos requisitos. Pueden participar en el programa jóvenes entre 15 y 25 de años que formen parte de una organización no gubernamental o un grupo no asociado. En los intercambios multilaterales es aconsejable que cada grupo tenga, al menos, 4 participantes por país, siendo la suma total de participantes entre 16 como mínimo y 60 como máximo.En cuanto a la duración de los intercambios, oscila entre 6 y 21 días tanto si se desarrollado en un país extranjero (intercambio de envío) como en el propio (intercambio de acogida). Durante este tiempo, se trabajan acciones de no discriminación, inclusión del principio de igualdad entre mujeres y hombres en todas las políticas y acciones europeas, y multilingüismo "para contribuir a crear una sociedad que aproveche su diversidad lingüística y estimular a los ciudadanos a que aprendan idiomas". "Si bien el programa no es un programa lingüístico, es, no obstante, un programa de aprendizaje no formal que ofrece a los jóvenes la oportunidad de familiarizarse con lenguas y culturas diferentes", aseguran los promotores.
Respecto al proyecto, cada grupo debe ser organizador y protagonista del mismo. Lo que se espera es que las iniciativas sean coherentes, formativas y faciliten el aprendizaje intercultural. Se puede realizar el intercambio con los países miembros de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Bulgaria y Turquía, además de países como Argelia, Egipto e Israel, el Este europeo y Cáucaso, sudeste de Europa y América Latina.