Cuevas de Ojo Guareña

Cuevas de Ojo Guareña

Cuevas de Ojo Guareña

Sotoscueva es un valle estrecho del norte de Burgos que comienza en Espinosa de Los Monteros y acaba en el Alto de la Varga. Está encajonado entre la amplia loma del Nevero del Poyuelo; característicos murallones calizos se extienden desde El Crucero de Montija hasta Valdebezana. El Paño, La Muela y los montes de Dulla se alzan allí.En una de estas paredes, sobre la localidad de Cueva, se encuentran las cavernas y el sumidero de Ojo Guareña, considerado uno de los complejos kársticos más extensos de España. El paraje es de una gran belleza, con encinas, robles y hayas, y es conservado con esmero por la Junta de Castilla y León. La ermita rupestre de los santos Tirso y Bernabé flanquea la entrada de las cuevas, famosas por sus pinturas naif que se remontan al siglo XVIII y por ser el punto donde se reunieron las juntas de la Merindad hasta 1924.Los 600 metros iniciales de galerías, llanos, amplios y secos están abiertos al público todos los días. Existe un recorrido guiado en el que se puede observar una huella fosilizada sobre la arcilla de un hombre prehistórico.A dos kilómetros del alto de las cuevas la carretera termina en Villamartín de Sotoscueva (840 metros), una aldea bien conservada, aunque casi deshabitada en los meses invernales, asentada en el fondo de una hondonada rodeada de encinas. Lo rodean por izquierda y derecha El Peñote y La Pelada, mientras que el risco del Paño de Dulla (1.139 metros) cierra el horizonte con su imponente altura por el centro.Para alcanzar las alturas de Dulla, una sierra desconocida cuyos cañones despoblados y salvajes se extienden casi hasta Villarcayo, hemos de situarnos en la iglesia del pueblo. Antes, debemos llenar la cantimplora, puesto que no hay otra fuente en todo el recorrido.La pinturas de GR nos conducen hasta el depósito de agua. Cruzamos una verja y por una pista de tierra y barro bien marcada y sin apenas pendiente que lleva al repetidor de El Peñote. En este punto debemos olvidarnos de las señales GR y ya, sin camino claro, encaminar la marcha hacia los paredones de Dulla, que aparecen sobre nosotros.Estamos en una meseta pedregosa y pelada rodeada por barrancos a derecha e izquierda sobre la que sobrevuelan los buitres y los grajos y que debemos atravesar. El sendero se estrecha y durante un corto trecho atraviesa, con precipicios a ambos lados, a otra meseta de menor tamaño, en cuyo extremo superior un montón de piedras señala la cima de El Paño. La punta tiene 1.039 metros y es gemela de La Muela (1.036 metros), que se ve enfrente y tiene su punto más alto ocupado por un vértice geodésico. Están a 300 metros una de otra, pero sin comunicación.Hay restaurantes y gasolineras en Espinosa y Quintanilla Sotoscueva y una panadería y una fábrica de embutidos en Quintanilla.