Descubre Berlín

Descubre Berlín

Descubre Berlín

Con la caída del muro, el 9 de noviembre de 1989, la capital de Alemania se sumió en una época de cambios. En los años 90, los más grandes arquitectos del mundo construyeron allí algunas de sus mejores obras y no pasa un año sin que, además, se abran numerosos restaurantes, clubes y tiendas.Compras
La Friedrichstrasse y las calles de los alrededores, en el distrito de Mitte, forman la "milla de oro". Aquí están las tiendas de diseñadores de renombre y varias "department stores", en las que se encuentran firmas exclusivas, como el caso del Quartier 206 (www. quartier206.com), un paraíso apto los que no se preocupan por los precios. En la misma calle, las Galerías Lafayette son todo un clásico ubicado en un edificio del arquitecto Jean Nouvel. Los KaDeWe (www. kadewe-berlin.de) son los grandes almacenes que se jactan de vender de todo y en Hackescher Höffe, tienes una sucesión de tiendas originales como Ampelmann Shop (www.ampelmanshop.de), dedicada a los característicos muñecos de los semáforos del antiguo Berlín Este, o Serendipity (www. serendipity-shop.de), de estilo vintage. No dejes de visitar el barrio de Prenzlauer Berg, donde hay tiendas de diseñadores locales. Para comer. Hay restaurantes temáticos, como el Universum Lounge (www.universumlounge), que recrea la estética de la película "2001 Odisea en el Espacio", pero la tendencia la marcan los orientales, como el Shiro i Shiro (www. shiroishiro.com) o el Pan-Asia (www.panasia. de). El Modellhut ( ww.modellhut. net) y el More (www.moreberlin. de) son dos en los que se ven a las celebrities locales.
De marcha
En Berlín, puedes pasar en una sola noche de tomar una cerveza en An Einem Sonntag in August (www.an-einemsonntag- im-august.de), un desvencijado café de estudiantes, a probar un cóctel en un club, el 40 seconds (www.40seconds.de), situado en el octavo piso de un edificio de apartamentos y terminar bailando en un edificio abandonado, en el que encuentra el bar Zapata del Tacheles (www.cafe-zapata.de).De Museos.
Aunque hay más de 300 (www.museen-berlin.de), los imprescindibles son el Alte Nationalgalerie, con obras de Cézanne o Rodin; el Pergamon Museum, dedicado a culturas antiguas, y el Museo Judío, dónde recorrer el edificio de Daniel Libeskind resulta impresionante.