2006-12-05 10:30:27 Por: Redacción

Hendaya

Un paraje de excepción en la costa

Hendaya

Hendaya

La ciudad fronteriza de Hendaya presume de los tres kilómetros de arenal que la hacen merecer la fama de poseer una de las costas más apreciadas del sur de Francia. Tratamientos con agua de mar en playas o balnearios, excelente gastronomía y un entorno natural de gran valor hacen de Hendaya un lugar privilegiado para el turismo.Hendaya es la última ciudad costera francesa antes de llegar a la frontera española. Podemos dividir la visita en dos partes diferenciadas, un agradable paseo en torno a la parte vieja, Le Vieux Fort o Gaztelu-Zarra, y un recorrido pausado por las marismas de Belzenia que hoy son reserva natural.Tras recorrer el pequeño y casi testimonial puerto pesquero por el muelle de La Floride, nos adentramos en el puerto deportivo de Sokoburu, amplio y moderno. Al otro lado del puerto, tras atravesar la Avenue des Mimosas y junto a la Thalassothérapie, está el Casino de Hendaya. Enfrente del casino aparece la gran playa. Ofrece todos los servicios. Los aficionados a las olas tienen a su disposición tres escuelas de surf.Los gourmets tienen a su disposición restaurantes especializados en mariscos y pescado cocinado al estilo francés como el Boga-Boga (76, Av. des Mimosas Tel. 0033 0559488888), La Cabane du Pecheur (Quai de la Floride Tel. 00340559 203809) o Puntako Taberna (Port de Sokoburu Tel. 0033 0559204690). Es conveniente reservar y prestar atención al horario.La oferta hotelera es de calidad y está al alcance de todos los bolsillos. Se concentra en el Boulevard de la Mer, en su paralela la Avenue des Mimosas y en las calles próximas a la playa y Sokoburu. Los hoteles más lujosos son Concorde Ibaia (76, Avenue des Mimosas, Tel. 0033 0559488888) y Complexe Serge Blanco (125, Boulevard de la Mer, Tel. 0033 0559513535).Sobre un alto se alza el castillo de Abbadie, en el borde de una reserva natural de 65 Has. Es un capricho del científico y aventurero Antoine d’Abbadie (1810-1894). La reserva de Abbadie reúne en su territorio árboles y plantas de todo el mundo. Entre las aves destacan los cormoranes, los pingüinos Torda y los faisanes. Si queremos ahondar en el mundo de la fauna y la flora, también podemos visitar Florenia, un gran parque floral de 180.000 metros cuadrados de jardines que se recorre en dos horas.

Comentarios
Hendaya