Isla Mauricio

Isla Mauricio

Isla Mauricio

Rodeada por una barrera de coral, esta isla responde a la perfección a la idea que se tiene de un paraíso tropical. El exotismo de las culturas que conviven en ella y la calidad de sus hoteles lo confirman. Además, desde hace un par de años se ha convertido en uno de los destinos preferidos para casarse.Después de un viaje en avión que puede durar cerca de 14 horas, lo mejor es disfrutar del hotel. Mauricio cuenta con algunos de los mejores del mundo. Puedes pasar el día bañándote en una playa de coral con el agua más transparente que puedas imaginarte, localizar el sitio donde casarte al día siguiente o dejarte mimar en un spa, como el Sanctuary del hotel The Residence. En él te ofrecen un masaje a cuatro manos para parejas. Puedes acabar el día cenando en el restaurante del hotel y relajarte con un espectacular atardecer frente al Océano Índico.Muchos de los grandes hoteles establecidos en Mauricio organizan bodas a la carta que, aunque no suelen tener validez legal en nuestro país, reafirman el vínculo sentimental de la pareja. La ceremonia se puede celebrar en la playa, frente al océano, o en alguno de los jardines tropicales que los rodean. Para los más exigentes, hay docenas de posibles sorpresas para completar con éxito uno de los días más hermosos de su vida.
Después de descansar, nada mejor que una excursión por el sur, visitando parques naturales, templos hindús y la tierra de los siete colores de Chamarel. Con comida incluida, cuesta 50 ?. Esta jornada se puede alargar con una visita, en la zona norte, al mercado central de Port Louis, la capital del país, aprovechando para conocer el Jardín Botánico Des Pamplemousses o acercarse hasta la hacienda Domaine de Pailles, para tener una auténtica inmersión en la cultura culinaria criolla autóctona.La última jornada es el mejor momento para realizar un minicrucero en catamarán a alguna de las 20 islas que forman la barrera de coral circundante. La de los Ciervos tiene la playa más hermosa de este rincón del mundo, pero suele llenarse tanto los fines de semana que es mejor evitarla durante esos días y elegir otra donde sentirte Robinson Crusoe, aunque con todo tipo de comodidades. Desde 25 a 100 ?.