Majestuosa York

Majestuosa York

Majestuosa York

Desde casi cualquier punto de las murallas romano-medievales de York, que permanecen casi intactas a lo largo de los 3,4 kms de su perímetro, se divisa la majestuosa Minster. La mayor catedral gótica al norte de los Alpes inició sus obras en el siglo XIII pero no fue terminada y consagrada hasta un par de siglos después, en 1472. Hoy sus 128 vidrieras aún asombran. Desde ?La ventana de las cinco hermanas?, la más antigua (s. XIII), a su bellísimo rosetón con forma de corazón, pasando por la que se asegura que es la mayor del mundo, ?La Gran Ventana del Este? (1405-8). El contenido de esta vidriera, de 186 metros cuadrados, como una pista de tenis, es espectacular pues se narran los episodios bíblicos desde la Creación hasta el Juicio Final (está en un proceso de restauración, que culminará en 2017).La Minster es el símbolo de York. Con muchas curiosidades. Tiene su propia policía que vela por la seguridad, algo inusual en los templos religiosos, y llama cada hora a través de los altavoces del interior para invitar a los fieles y visitantes a parar un minuto de oración. Luego, los curiosos pueden atreverse a subir los 275 escalones que conducen a la torre más alta de la catedral, a unos 60 metros, desde donde se divisa la ciudad y parte del bello paisaje de Yorkshire.La historia de esta ciudad, situada entre los ríos Foss y Ouse, arranca en su apogeo romano con Constantino el Grande, proclamado emperador en York (?Eboracum?) a la muerte de su padre. Una estatua junto a la catedral, en frente de una vieja columna romana, recuerda que el hijo de Constancio fue el único emperador de la historia que alcanzó el poder fuera de Roma.Después, tras el dominio sajón, los vikingos la saquearon y crearon un destacado puerto fluvial. Habían pasado casi quinientos años de la caída del ejército romano y la nueva Jorvik, así la llamaron los escandinavos, dejaría una huella que quedó al descubierto en el siglo XX al encontrar en el subsuelo de la ciudad su entramado de calles y tiendas y más de 15.000 objetos de su pasado. Parte de ese legado se expone en el Jorvik Viking Centre.De la época medieval permanece ?The Shambles?, la calle de los carniceros. Se piensa que estamos ante la vía comercial más antigua de Europa pues su nombre figura en un inventario de Guillermo el Conquistador fechado en 1086. En sus tiendas, que nada tienen ya que ver con el sector cárnico, todavía permanecen los mostradores y los amplios alféizares de la calle donde se servía el producto entre todo tipo de olores.Desde The Shambles parte uno de los muchos paseos de ?cazafantasmas? que proliferan por toda la ciudad. No se admiten reservas y cuesta 5 libras por ?tour?. Andy Destroux, vestido en plan fúnebre con capa, levita y sombrero de copa y acompañado de un viejo maletín y una escalera, protagoniza uno de ellos, vagando por las calles más misteriosas de la vieja ciudad contando historias de fantasmas en un clima donde se mezclan el miedo y la hilaridad. Su espectáculo ha recibido dos premios al mejor show callejero y es en cierta medida, con otros colegas que se mueven siempre entre las 19.30 y las 21.00 horas, responsable de que York fuera nombrado en 2002 ?ciudad europea más visitada por los fantasmas?.