Oslo, ciudad arquitectónica

Oslo, ciudad arquitectónica

Oslo, ciudad arquitectónica

Oslo se ha convertido en una de las ciudades más deseadas para visitar. Atrás quedan los calificativos de ciudad fría y gris, gracias a la espectacular Casa de la Ópera. Un sorprendente edificio que en muy poco tiempo se ha convertido en el gran símbolo arquitectónico de la capital Noruega.Muchos son los turistas que quedan fascinados ante tal sorprendente y luminosa arquitectura "bajo cero" denominada Operahouset. Una construcción que sale del mar como si de un iceberg se tratase. Su auditorio principal tiene capacidad para 1.350 espectadores y se complementa con un segundo escenario para ensayos y representaciones menores con 400 asientos.Desde su apertura, el 12 de abril de 2008, el edificio es el sitio favorito de los oslenses en el que aparte de disfrutar de los conciertos y espectáculos de danza y música, es utilizado para reunirse, pasear, ir de tiendas y comer en los dos restaurantes acondicionados con vistas hacia el mar.Los arquitectos son los que ven en Oslo una ciudad perfecta para hacer realidad sus ideas. El último que lo hará no será otro que el arquitecto español Juan Herreros. Ha sido elegido para diseñar a lo largo de este año el nuevo museo que Oslo le dedicará a uno de sus pintores más ilustres, Edvard Munch el autor de El grito.

También podría gustarte