La Provenza, arte e historia

La Provenza, arte e historia

La Provenza, arte e historia

En la región de Provenza, al pie de los Alpes y a orillas del Mediterráneo, se mezcla el arte con la historia. Los provenzales han sabido conservar la herencia de sus antepasados los romanos. Anfiteatros, arcos de triunfo, necrópolis… En cada ciudad antigua se encuentran tesoros arqueológicos.La Provenza, en la franja sur de Francia, bordea el Mediterráneo hasta Saint-Tropez, a las puertas de la Costa Azul. Esta región es muy apreciada por su clima, y por los numerosos vestigios de su pasado romano.Particularmente la ciudad de Arlés, capital de Camarga, es como una Roma en miniatura junto al curso del Ródano: templos, circos, termas, palacios, foros… Las ruinas más imponentes son sin duda las del anfiteatro. Es el monumento romano más grande de las antiguas Galias. También Arlés es ciudad de arte por el paso de Vincent van Gogh. Camarga se diferencia del resto de las comarcas de Provenza porque preserva su aspecto salvaje con un parque natural regional de más de 80.000 hectáreas.Orange -la única ciudad provenzal fundada por los romanos- posee un teatro del siglo I d. de C., perfectamente conservado, que sirve durante el verano de decorado para los conciertos de su famoso festival "Les Chorégies". Tierras que saben festejar sus tradiciones: desde el célebre festival de teatro de Aviñón a la fiesta de la cereza en Malemort de Comtat.En las fronteras de Bouches-du-Rhône, la Provenza se hace más verde aunque más discreta. Y lejos de las olas se encuentra Aix-en-Provence, ciudad que vio crecer a principios de siglo a Paul Cézanne. En los Alpes-de-Haute-Provence, el aire es más áspero. Turismo recomienda un circuito desde las gargantas del Berdon hasta los altos pastos del río Haute-Bléone.Por su parte, la metrópolis marsellesa cuenta con las instalaciones portuarias más importantes del Mediterráneo. Para dormir mirando a los barcos salir del puerto, puede alojarse en el Novotel Vieux Port de Marsella (36, Boulevard Charles-Livon 13007).En la Provenza el aceite hace las veces de mantequilla. Impera una refinada dieta mediterránea. Una carta clásica con sabores originales la ofrece el Restaurante Bobolivo (29, Rue Caisserie 13002 Marsella).